full screen background image

Sé tu mismo

58

Cuenta el columnista Sídney Harris que, en cierta ocasión, acompañaba a comprar el periódico a un amigo suyo, quien saludó con cortesía al dueño del quiosco. Este le respondió con brusquedad y desconsideración.

amigo de Harris, mientras recogía el periódico que el otro había arrojado hacia él de mala manera, sonrió y le deseó al vendedor un buen fin de semana. Cuando los dos amigos reemprendieron el camino, el columnista le preguntó:

¿Te trata siempre con tanta descortesía?-. –Sí, por desgracia-. -¿Y tú siempre te muestras igual de amable?-. –Sí, así es-. –

¿Y por qué eres tan amable con él cuando él es tan antipático contigo?-. –Porque no quiero que sea él, quien decida cómo debo actuar yo-.

No dejes que el mal proceder de otras personas influya en ti, a tal punto, que te hagan olvidar o pasar por alto las buenas maneras.

Tú eres quien decide como vas a comportarte ante alguna circunstancia desagradable… Recuerda que ser grande no es cuestión de altitud sino de actitud.

Es muy fácil reaccionar de manera violenta e irrespetuosa cuando somos ofendidos, pero necesitamos ser más inteligentes y prudentes… Actuemos movidos por el amor de Dios, por la consideración, la amabilidad, el respeto, la cortesía… Recuerda que lo que hacemos alumbra y mejora nuestro entorno.

¡Que Dios te de un Feliz Día!

Any Aular