full screen background image

Alcatel busca ser el preferido de los millennials

113

La firma francesa apuesta por el rango medio y de entrada, pero ofreciendo pantallas panorámicas, reconocimiento por biometría facial y dactilar.

Los noventa se estaban agotando y el nuevo milenio llegaba fuerte imponiendo los colores flúor, la ciencia ficción de «Matrix» y la presencia de internet en las casas. Era el momento en el que el móvil, ese artilugio que los vulgares mortales habían visto en películas como un icono del ejecutivo de éxito, empezaba a vislumbrarse tímidamente en las calles.

Pero aquellos dispositivos no pegaban con la época, pues eran negros, serios y aparatosos. Entonces, casi de repente, llegó una marca que ofrecía por un precio más que asequible algo distinto: un teléfono móvil con una pantalla en la que apenas cabía una línea de texto, pero suficiente para comunicarse en la era del SMS. Todo envuelto en una alegre carcasa de colores, con varios colores disponibles según lo atrevido de su portador y una interfaz sencilla que facilitaba que cualquiera, ducho o no en las nuevas tecnologías, accediese a esta nueva forma de comunicación que cambiaría el mundo. Así llegó el One Touch Easy de Alcatel, un modelo que «democratizó» el uso de los dispositivos móviles y que supuso una «primera vez» para millones de usuarios en todo el mundo.

Veinte años después, la firma francesa continúa con el mismo espíritu: acercar las innovaciones del sector al alcance de todos, sobre todo del público estrella: el «millennial». En un tiempo en el que las palabras «inteligencia artificial», «reconocimiento facial», «cámara dual» son conceptos que suenan a «caro», Alcatel ha demostrado en el Mobile World Congress 2018 que se celebra estos días en Barcelona que esta tecnología no tiene que estar restringida a unos pocos que puedan permitirse el «lujo». Y como argumento, ha lanzado tres nuevas familias que se nombran por tres simples números primos: el 1, el 3 y el 5.