Elia Sánchez, presidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología, y Alejandro Rísquez, pediatra y epidemiólogo, aseveraron que el 80% de los pacientes que padecen del virus Zika no presentan síntomas distintivos del padecimiento, lo que junto a la poca asistencia a los centros ambulatorios y su parecido con otras enfermedades vectoriales dificultan el diagnostico.

Sánchez indicó que actualmente se diagnostica a través de la prueba denominada PCR, que se realiza exclusivamente en el Instituto Nacional de Higiene. Destacó que las mujeres embarazadas son pacientes prioritarias para esta prueba por las graves consecuencias que tiene para las embarazada y sus niños el virus.

Por su parte Rísquez informó que según el último informe que el Ministerio de Salud remitió a la Organización Panamericana de la Salud en Venezuela se presentaron más de 700 casos de el síndrome de Guillain-Barré.

En cuanto a la transmisión los especialistas reiteraron que el virus es transmitido por la picadura de mosquitos infectados, así como por contagio sexual y por transfusión de hemoderivados (sangre, plasma entre otros).

Recomendaron la contracepción con métodos de barrera (condones) y la no donación de sangre, ambas recomendaciones pro espacio de hasta un año, luego de haber padecido el virus.

En referencia a la prevención las medidas no han cambiado por lo que reiteraron que es necesario mantener los espacios limpios, ventilados e iluminados. Utilizar mosquiteros y ventiladores puede ayudar en el control del contagio, así como el uso de medicamentos y ungüentos naturales para repeler.

Globovisión