El primer ministro iraquí Haider al Abadi destituyó al jefe de seguridad para Bagdad tras el atentado que causó el domingo 292 muertos en la capital iraqui, se indicó el viernes en un comunicado oficial.

Abadi “ordenó que el comandante de las operaciones para Bagdad sea apartado de su cargo, igual que los responsables de seguridad y de inteligencia”, se informa en el texto.

El domingo, un atentado con minibús-bomba en Bagdad causó 292 muertos, uno de los ataques más mortíferos en Irak desde la invasión estadounidense en 2003.

Dos días después de este sangriento atentado, el ministro de Interior iraquí, Mohamed Al Gaban, presentó su dimisión, que fue aceptada por Abadi.

En la noche del jueves al viernes, 30 personas murieron y 50 resultaron heridas en un ataque por miembros del grupo Estado Islámico (EI) de un mausoleo chiita al norte de Bagdad.

Globovisión