full screen background image
Search
Domingo 22 Octubre 2017
  • :
  • :

Merkel y Hollande se reúnen para buscar un acuerdo europeo a la crisis migratoria

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, se reúnen este lunes en Berlín para buscar una postura común europea a la mayor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial.

La reunión se celebra al margen de un encuentro ya planificado sobre el recrudecimiento de la violencia en Ucrania con el presidente del país, Petro Poroshenko.

La Unión Europea (UE) se enfrenta a un flujo migratorio sin precedentes de personas que huyen de la guerra, la represión y la pobreza. Según la agencia europea de fronteras exteriores, Frontex, un número récord de 107.000 personas se encontraban a las puertas del bloque el mes pasado, y solo en la última semana 20.800 llegaron a Grecia.

La cantidad sin precedentes de migrantes que intentaban cruzar la frontera de Grecia con Macedonia para continuar su periplo a Europa occidental llevó a Skopje a declarar el estado de emergencia la semana pasada, y a cerrar las fronteras durante unas horas antes de volver a permitir el paso el sábado.

La guarda costera italiana rescató a 4.400 migrantes de 22 embarcaciones en el mar Mediterráneo solo el sábado, una cifra considerada la más alta para un único día en años.

“Tiene que haber un nuevo impulso para que se aplique lo ya decidido”, dijo una fuente a de la presidencia francesa, en referencia a las decisiones tomadas por la UE el pasado junio en esta materia.

Las decisiones tomadas por la UE “no bastan, no son lo suficientemente rápidas y no están a la altura de las necesidades”, añadió.

“Sueño profundo” de Europa

Cada vez hay más voces que reclaman un enfoque conjunto para esta crisis, en la que no solo se registran demandantes de asilo de zonas en guerra como Siria, sino también nacionales de países en paz del sudeste europeo como Albania, Serbia o Kosovo.

Francia y Alemania presionan a la UE para que haga una lista de países cuyos nacionales no estarían considerados demandantes de asilo excepto en circunstancias personales excepcionales.

En un viaje el jueves a Viena, Merkel se reunirá con líderes de países balcánicos para indagar por qué “tantos miles de personas llegan de esos países”, indicó su portavoz, Steffen Seibert.

Los mandatarios francés y alemana también intentarán acelerar el establecimiento de centros de recepción en Grecia e Italia, dos países desbordados al cargar con el grueso de esta crisis, para ayudar a identificar a los demandantes de asilo y a los migrantes irregulares.

El ministro italiano de Relaciones Exteriores, Paolo Gentiloni, advirtió que el agravamiento de la crisis podría suponer una amenaza para el “alma” de Europa, considerando, en palabras a Il Messaggero, que “Europa corre el peligro de mostrar su peor lado: egoísmo, decisiones aleatorias y peleas entre Estados miembros”.

El vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, quien dijo que este es el “mayor desafío de Alemania desde la reunificación” del país, fue muy duro el domingo respecto a la falta de reacción de los países europeos.

“Europa está de alguna forma en un profundo sueño y sigue en ‘modo vacaciones’”, dijo en la televisión pública alemana.

¿Convoyes rusos en Ucrania?

A parte de la crisis migratoria, Merkel y Hollande tratarán este lunes otro asunto que afecta al flanco este del continente: el conflicto de Ucrania.

Horas antes del encuentro con Poroshenko, el líder ucraniano acusó a Rusia de enviar tres convoyes militares a la zona oriental controlada por los separatistas prorrusos.

Occidente sostiene que Rusia ha estado armando y alentando la rebelión en el Este de Ucrania, algo que Moscú rechaza.

Es la primera vez desde la firma de los acuerdos de paz de Minsk, en febrero, en que los líderes francés, alemana y ucraniano se reúnen sin su par ruso, Vladimir Putin, lo que Kiev ve como que “Francia y Alemania están en el mismo barco que nosotros”, según una fuente ucraniana.

AFP