full screen background image
Search
Sábado 21 Octubre 2017
  • :
  • :

Israel niega tener reuniones con el grupo islamista Hamás

Israel negó que mantenga conversaciones con el grupo islamista Hamás, que gobierna en Gaza y con el que se le han atribuido contactos indirectos para alcanzar un alto el fuego duradero tras el firmado en agosto del año pasado.

“Israel no tiene reuniones con Hamás. No directamente, ni a través de otros países o intermediarios”, defendió la Oficina del Primer Ministro del país, Benjamin Netanyahu, en un comunicado.

La declaración llegó en la jornada en que dos destacados dirigentes del movimiento islamista en la Franja aseguraron que los contactos indirectos para alcanzar un alto el fuego duradero con Israel en la Franja no han alcanzado la madurez final requerida.

Según declaraciones ante los medios de Zeyad Zaza, alto cargo de Hamás en Gaza, las negociaciones para dar mayor estabilidad a la tregua alcanzada con Israel hace un año “siguen en curso, diálogos y propuestas que aún no han alcanzado la fase de madurez”.

Hace cuatro días Hamás anunció oficialmente que sus líderes habían mantenido reuniones con el antiguo enviado del Cuarteto para Oriente Próximo y expremier británico Tony Blair, en un intento de estabilizar el alto el fuego que rige en la zona desde finales de agosto de 2014 y que puso fin al último enfrentamiento bélico entre Israel y las milicias palestinas en la Franja.

Al anuncio siguieron informaciones que apuntaban que el Consejo de la Shura de Hamás, encargado de adoptar las decisiones políticas del movimiento islamista, se había reunido en Gaza para decidir sobre un borrador final acerca de los términos de una tregua a largo plazo con Israel, cuestión negada hoy por Zaza.

Los medios recogieron que ambas partes estaban cerca de pactar un acuerdo que estipulaba que Hamás interrumpiría toda acción militar contra Israel durante ocho años y, a cambio, el Estado judío aceptaba abrir un corredor marítimo para Gaza y levantar completamente el bloqueo a la Franja palestina.

EFE