Search
Martes 12 Diciembre 2017
  • :
  • :

Pareja podría enfrentar 20 años de cárcel por intentar unirse al Estado Islámico

Una pareja de Misisipi (EE.UU.) compareció hoy ante la Justicia acusada de haber intentado viajar hasta Siria para unirse al Estado Islámico (EI), hechos por los que pueden ser condenados a hasta 20 años de prisión.

El hombre fue identificado como Muhammad Oda Dakhlalla, de 22 años, y la mujer como Jaelyn Delshaun Young, de 20 años.

Ambos fueron detenidos este fin de semana en el aeropuerto Triángulo de Oro en Columbus (Misisipi), cuando trataban de tomar un vuelo internacional con destino a Estambul (Turquía) y escala en Amsterdam, destacó hoy un comunicado del Departamento de Justicia.

Según la nota, ambos acusados, originarios de la ciudad de Starkville (Misisipi), confesaron que su viaje tenía como objetivo prestar apoyo en Siria al grupo yihadista, que mantiene el control de vastas extensiones de terreno en Siria e Irak con el objetivo de establecer un califato.

Tras ser detenida este fin de semana, la pareja compareció hoy ante el juez de la Corte del Distrito Norte de Misisipi, Allan Alexander, que negó a ambos la posibilidad de salir en libertad bajo fianza y les ordenó seguir en prisión provisional bajo la supervisión del Cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos.

Los cargos de apoyo a terrorismo de los que se acusa a la pareja pueden conllevar a una pena de prisión de hasta 20 años y una multa de 250.000 dólares, destacó el Departamento de Justicia en su nota.

La investigación, encabezada por el Buró Federal de Investigaciones (FBI), comenzó en mayo pasado, cuando los acusados expresaron en las redes sociales su deseo de viajar a Siria para apoyar al Estado Islámico.

Varios ciudadanos estadounidenses han sido detenidos en los últimos meses por supuesto apoyo al EI, contra el que el año pasado EE.UU. comenzó, al frente de una coalición internacional, una campaña de bombardeos para ayudar a sus aliados sobre el terreno.

El reclutamiento de ciudadanos occidentales para luchar junto al EI es una de las mayores preocupaciones de EE.UU. y Europa al tratarse de individuos con libertad de movimientos y que, por tanto, pueden perpetrar atentados en suelo estadounidense o europeo.

EFE