full screen background image
Search
Martes 16 Enero 2018
  • :
  • :

Falta de harina de maíz complica negocios

Para los negocios que trabajan con harina de maíz precocida como materia prima, mantenerse laborando se ha vuelto una tarea complicada.
Una paca de harina de 20 kilos, puede llegar a costar hasta 2 mil bolívares, contó Carmen Rodríguez, quien tiene un puesto donde vende arepas y empanadas en el centro de Puerto La Cruz.
“Ya no se consigue el producto tan fácil ni al mismo precio de antes. Ahora tenemos que comprarlo a los bachaqueros. Una paca nos sale entre mil 500 y 2 mil bolívares. Y cada paquete entre 80 y 100 bolívares en bodegas y bachaqueros del mercado”, contó la mujer.
En el puesto de comida de la señora Carmen, una empanada de pollo, por ejemplo, tiene un valor de 60 bolívares, mientras que una arepa de cochino, la más pedida por sus clientes, tiene un precio de 300 bolívares.
“Los ingredientes para preparar las empanadas y arepas,  están muy caros y algunos no se encuentran. En esa lista entran el pollo, la carne, el aceite y la harina de maíz”, comentó Salazar.
Por las empanaderas del ferry, uno de los lugares más populares de la zona norte, la cocinera Rosmery Belmonte indicó que consigue el kilo de pollo en 180 bolívares dentro del mercado.
“Y está barato porque muchos puestos que venden afuera de las instalaciones lo venden hasta en 250”, contó Belmonte.
Con respecto a la carne, la mujer resaltó que el kilo está siendo vendido en 700 bolívares en el sitio.
El precio de otros productos también influyen en el costo de las empanadas y arepas.
Según palabras de Omaira Villarroel, vendedora de empanadas del centro de Puerto La Cruz, consiguen el litro de aceite en 130 bolívares, mientras que el paquete de servilletas entre 150 y 200 bolívares.
Aunque las ventas no bajan, las ganancias ya no son las mismas, lamentó Villarroel.
“No nos dejan de comprar, pero gastamos mucho en productos y no siempre es la misma cantidad. Unas veces pagamos más por los paquetes de harina, otras menos, pero no podemos andar subiéndole  y bajándole el precio de las comidas a los clientes”, detalló la trabajadora.
Hacen llamado a las autoridades a acabar con los “bachaqueros”.

Daniela Hibirma