Search
Domingo 17 Diciembre 2017
  • :
  • :

Joven de 25 años es asesinado en su propia casa en El Viñedo

Jesús Alberto Yacua, de 25 años de edad, encontró  la muerte el día de ayer cuando estaba en su propia casa en compañía de su familia.
Aproximadamente a las 2:00 de la tarde, el joven conocido como “el chino” y su hermano menor, un adolescente de 15 años de edad, fueron sacados arbitrariamente de su casa por funcionarios policiales, así lo relató la madre de los hermanos Yacua, en la morgue del hospital Luis Razetti.
“Mis hijos estaban en la casa cuando llegaron tres patrullas y se los llevaron a la fuerza para matarlos. No respetaron que ahí estaban 10 niños menores de edad porque allí vivimos toda la familia”, dijo la mujer quien prefirió mantener su identidad en secreto por miedo a represalias.
Al parecer los agentes llegaron disparando a la vivienda, ubicada en la calle 1 del sector Santa Lucía de El Viñedo. De ahí sacaron heridos a los dos hermanos, pero fue Jesús quien desafortunadamente no pudo llegar con vida al centro hospitalario, mientras que el menor de edad hasta ayer en horas de la noche se mantenía en estado de salud estable en el centro asistencial Alí Romero de Barcelona.
“Estoy segura que fueron esos policías quienes mataron a Jesús en el camino y delante de mi al otro hijo para que no llegara vivo al hospital”, repetía la desconsolada madre.

Presunto móvil
Según las autoridades policiales que participaron en el hecho, “el  chino” era un delincuente que estaba siendo buscado por presuntamente asesinar a un agente de Polianzoátegui hace algunas semanas, en ese mismo sector.
Sin embargo, los padres del fallecido desmintieron esa versión, asegurando que a su hijo sí lo apodaban “el chino” pero que él no era ese a quien vinculan con la muerte del funcionario.
“Nosotros somos gente trabajadora, siempre hemos luchado por darle todo a nuestros hijos para que precisamente esto no pasara algún día. Jesús Alberto no es ese delincuente que ellos dicen”, agregó el padre de la víctima a quien se le pudo ver profundamente afectado por el deceso de su hijo.
Se pudo conocer que el fallecido era el mayor de 11 hermanos y que residía en la vivienda donde se suscitaron los hechos con su esposa, con la que tuvo cuatro hijos.
Se desempeñaba como albañil y hacía trabajos por pequeños contratos.
La familia Yacua pide que se esclarezcan los hechos y se haga justicia. El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas ya inició las respectivas averiguaciones.