full screen background image

Estudiantes de la UDO trancaron portones por cierre de comedor

20

Durante la tarde de ayer, estudiantes del Núcleo Anzoátegui de la Universidad de Oriente (UDO), trancaron los tres  portones de la casa de estudios superiores, además atravesaron un autobús perteneciente al Alma Máter y quemaron cauchos.
La causa: el comedor de la universidad fue cerrado por las autoridades.
Edinson Rizales, miembro del movimiento estudiantil Unidos por la UDO7, denunció que el comedor del Alma Máter no está beneficiando a los más de 6 mil estudiantes con las comidas que por derecho les corresponden.
El joven indicó que desde hace más de un año dejaron de recibir el desayuno, y hace más de un mes no se brinda la cena. Ahora ninguna de las tres comidas es ofrecida en el lugar.
El estudiante contó además que, al buscar explicaciones sobre el problema la decana, María Teresa Lattuca, comentó que el Gobierno nacional bajó el presupuesto para la compra de insumos.
Cabe recordar que este año, sujetos robaron algunos equipos del comedor de la UDO, entre los que se encontraban aires acondicionados, y equipos de cocina, por lo que servicios desmejoraron, aseguran los estudiantes.

Inseguros
La inseguridad fue otra de las causas que llevó a los bachilleres a cerrar los tres portones y quemar cauchos.
Jesús Marcano, también integrante del movimiento estudiantil, indicó que los robos diarios mantienen asustados a los estudiantes.
“Mientras estamos viendo clases, estamos alertas. Tenemos miedo de que se metan y nos roben”, expresó.
Redes sociales
Vía Twitter, bachilleres de la casa de estudio, manifestaron sus opiniones ante el cierre del comedor, portones y quema de cauchos.
Ana Pilar, reprochó la indiferencia con la que muchos estudiantes caminaban frente a la protesta.
Por otra parte, Gabriela Valentina, tuiteó “Curiosamente siempre hay quejas de que no hay ruta de la #UDOAnz pero siempre hay un autobús para trancar los portones… ¿Qué cosas no?”.
Lo mismo expresó Javier Enrique Bencomo, en la página de Facebook de Boludo.
“Luego se quejan de que no hay autobuses después  que los quemaron, eso no es huelga ni protesta, es vandalismo”, escribió el joven.
Otros aplaudieron la protesta, indicando que “en algún momento el problema iba a explotar”, señaló Karelys Macadan.
“Dejamos que se siga desmoronando la Universidad sin exigir nuestros derechos”, expuso.

Daniela Hibirma