full screen background image
Search
Miércoles 17 Enero 2018
  • :
  • :

Misioneros salesianos esperan que la gente no olvide la catástrofe de Nepal

El misionero salesiano español Vicent Mondal, responsable de la coordinación de la ayuda de emergencia a Nepal desde India, expresó hoy su deseo de que la gente no olvide el terremoto que sacudió el país asiático el pasado 25 de abril.

El segundo sismo que azotó Nepal el pasado 12 de mayo fue “devastador” y “la emergencia vuelve a estar en el punto cero”, según los misioneros salesianos que están trabajando en Katmandú, quienes aseguran que la población ha entrado en un estado de pánico y tiene miedo de que vuelvan a producirse nuevos terremotos.

FOTO EFE

Impresionado ante “tanta muerte y tanto sufrimiento”, Mondal explica que desde el pasado 25 de abril las Misiones Salesianas han ofrecido en la capital del país ayuda de emergencia a más de 2.500 familias y han repartido más de 60 toneladas de alimentos y cientos de tiendas de campaña, con la preocupación por la cercanía de las lluvias, que complicarán aún más la situación.

“Espero que la gente no se olvide de Nepal, un país muy atractivo para la práctica del montañismo”, subraya el misionero, quien reconoce que el turismo ha descendido por la situación, pero confía en que, una vez pasado este momento, la gente siga apoyando al país, que no puede sobrevivir con sus propios recursos.

FOTO EFE

El misionero ha trabajado durante doce años en Nepal, uno de los siete países más pobres del mundo, donde la mayoría de la población vive de la agricultura de subsistencia, el turismo y las donaciones de distintos países.

Mondal, que fue convocado por sus superiores a una reunión en Roma para coordinar la ayuda humanitaria a Nepal, precisa que entre el 40 y el 45 por ciento de las viviendas se derrumbaron a consecuencia del seísmo, debido a su antigüedad y a deficiencias en la edificación.

FOTO EFE

“Las autoridades eran conscientes de que podía producirse un terremoto, pero no estaban preparadas porque se trata de un Gobierno incapaz, compuesto por un conglomerado de distintos partidos políticos, que no cuentan con las leyes y las infraestructuras necesarias para hacer frente a una situación de esta magnitud”, asegura Mondal.

El 45 por ciento de la población se encuentra sin hogar, por lo que están viviendo en tiendas de campaña a la intemperie donde pueden.

FOTO EFE

El mayor esfuerzo de las organizaciones no gubernamentales, como la red de Don Bosco, se ha concentrado en Katmandú para atender las necesidades básicas de la población de alimentación, ropa, agua, construcción de refugios y tiendas, además de ayudar a llevar a las personas a los hospitales para prestarles asistencia sanitaria.

Con los fondos reunidos en distintos países europeos como España, Alemania, Austria, Italia o Bélgica, las Misiones salesianas emprenderán un proyecto a largo plazo para ayudar a los damnificados por la tragedia en la construcción de viviendas, la educación y la cobertura de necesidades básicas como agua o atención sanitaria.

FOTO EFE

Mondal subraya que los misioneros salesianos han trabajado en Nepal en colaboración con la Iglesia y “con un nivel de intervención mínimo del Gobierno, por el elevado grado de corrupción existente en el país, para garantizar que el cien por ciento de la ayuda llega a sus destinatarios legítimos y evitar que una parte de ella termine en los bolsillos de los políticos”.

Los misioneros salesianos proporcionan ayuda a niños y jóvenes, la población más vulnerable, en seis centros, cuatro escuelas, una escuela profesional y albergues, donde ofrecen alojamiento y educación a los menores y a las madres lactantes afectados por el sismo.

 

EFE