Search
Domingo 17 Diciembre 2017
  • :
  • :

Plantillas con tecnología colombiana que reducen el impacto de minas antipersona

Con tecnología biomimética, o inspirada en la naturaleza, el ingeniero mecánico Javier Mauricio Betancur concibió un tejido a partir de fibras de distintos materiales que se asemeja a las escamas de pescados o la caparazón de una tortuga y absorbe el impacto de una explosión.

“El público objetivo es gente vulnerable, que tiene un cierto grado de vulnerabilidad” en las zonas donde reside o transita,dijo a Colombia.inn, Betancur, gerente y fundador de Tecnologías Martes, una “spin off” o empresa derivada de la universidad Eafit de la ciudad de Medellín (noroeste).

Este joven investigador, elegido el Innovador del Año 2015 en Colombia por la revista MIT Technology Review en español, explicó que las plantillas, que pueden usarse con cualquier calzado y permiten caminar con normalidad al ser flexibles, ofrecen protección térmica contra la fragmentación y el impacto de una mina.

“Toda explosión genera primero una carga térmica muy grande de 1.000 grados centígrados para arriba (…) eso lo detenemos”, aseguró Betancur.

Indicó que las plantillas protegen de los fragmentos lanzados en la explosión, que pueden ser metálicos, arena o materia fecal introducidos en las minas de fabricación artesanal para causar infección en las heridas.

Este desarrollo también resguarda de la onda expansiva que desata el estallido y que en la mayoría de los casos afecta el talón de las personas, lo cual puede derivar en la amputación del pie.

Betancur anticipó que Ruta N, la corporación pública que promueve la innovación en Medellín, financiará la producción de un primer lote de plantillas que será entregado por la Gobernación de Antioquia a poblaciones vulnerables.

Según datos del Gobierno, las minas han causado más de 11.000 víctimas, entre muertos y heridos desde 1990 en Colombia.

Un análisis difundido en abril pasado por la Campaña Colombiana Contra Minas (CCCM) reveló que en 2014 se registraron 104 casos de personas afectadas por minas antipersona frente a los 165 de 2013.

EFE