Search
Lunes 11 Diciembre 2017
  • :
  • :

Carta pública de Gianfranco Rondón

Carta pública.

En mi condición de Presidente de RG Group, me veo obligado por las circunstancias a dirigirme a la opinión pública general para exponer lo siguiente.
Por distintos medios de comunicación ya sea escritos, televisivos y a través de las redes sociales, desde hace un buen tiempo he sido sometido a un ataque sistemático y de la más baja estofa por parte de la pseudo periodista Patricia Poleo y de Gianfranco Napolitano, dueño del canal de televisión con sede en Miami “Doral News”, y artífices de una muy bien montada red de extorsión, quienes de manera calumniosa, malintencionada vil y ruin, me han acusado entre muchas otras cosas, de “haberme enriquecido con jugosos contratos con el gobierno”, obtenidos presuntamente utilizando mi apellido “Rondón” y diciendo que soy familiar del respetado presidente de la Asamblea Nacional, diputado Diosdado Cabello Rondón y de ser su “testaferro”.
Nada más falso y alejado de la verdad.
Deseo hacer de público conocimiento, que no conozco personalmente al respetado diputado, que jamás he tenido trato con él y que, al igual que a todos los diputados y políticos del país, respeto.
Solo estuve presente en una oportunidad en un acto de entrega de camiones de basura, cuando el hoy diputado era gobernador del estado Miranda. En esa oportunidad, como yo, habíamos presentes en el acto, más de tres mil personas. Desde esa vez, jamás volví a verlo.
Por principio moral y ético, soy incapaz de buscar beneficios a costa de otras personas. Gracias a Dios, nunca me ha hecho falta tamaña bajeza.
Resulta descabellado pretender hacer creer a la opinión pública que una persona pueda utilizar un apellido para hacer negocios en nombre de una reconocida y respetada personalidad pública, cuando todo el mundo sabe de sobra quiénes son los familiares del reconocido diputado.
Es más, si fuese cierto que soy su representante o que me une alguna amistad con el diputado, hace tiempo que hubiera solicitado de su apoyo para evitar estos contratiempos, sin embargo nada de eso ha ocurrido.

MALAS INTENCIONES
Patricia Poleo y Gianfranco Napolitano, lo que buscan es Atacar al Presidente de la AN, diputado Diosdado Cabello, tratando de relacionarlo con mi persona y mis empresas, para perjudicarlo y de paso dañar mi reputación.
En el caso personal, debo manifestar que Patricia Poleo se ha encargado de tuitear una serie de falsas acusaciones en mi contra y adjuntarlas a la cuenta twitter del diputado Cabello,tratando de sembrar dudas sobre mi proceder.
Pero estos extorsionadores, también se han dado a la tarea de colocar en los tuits, fotos de mi casa, de mi menor hijo y de mentir descaradamente diciendo que mis hermanos son mis “testaferros”. ¿Qué buscan con ello?
Pongo a la orden todos los títulos de propiedad de mis empresas y las de mis hermanos quienes son muy jóvenes y se han labrado su futuro trabajando a brazo partido desde que sale el sol hasta que se oculta.
En el colmo de la infamia, en el canal de Gianfranco Napolitano, se ha dicho públicamente que estoy siendo investigado por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), cosa totalmente falsa. Y si fuera así, debería ser esta persona quien rinda cuentas a la nación explicando cómo estando solicitado por la justicia, puede decir que maneja información de un organismo de seguridad.

RED DE EXTORSIÓN
Todas estas patrañas partieron de una muy bien confabulada red de extorsión conformada por dos personas que están solicitadas por la justicia venezolana: Patricia Poleo y Gianfranco Napolitano, este último dueño de varios medios de comunicación en Estados Unidos.
También forman parte del grupo, los diputados opositores Miguel Ángel Rodríguez e Ismael García, quienes han viajado reiteradamente a Miami para ser entrevistados en el canal de TV propiedad del solicitado por la justicia, el “Doral News”, simplemente para enlodar el apellido del respetado Presidente de la Asamblea Nacional, diputado Diosdado Cabello y a mi persona.
Es muy sospechoso que el diputado Miguel Ángel Rodríguez, que ha sido nombrado por Napolitano como su “Asesor Editorial”, cuando llega a EEEUU. se hospede en los hoteles Aloft, Element y, tal como sucedió el pasado dos de abril, en el Western, cerca del aeropuerto, con el nombre falso de: “Marco Aurelio Ramírez”.
¿Por qué lo hace? ¿Qué quiere ocultar?.
Además, esta red soltó un malintencionado chisme en Puerto La Cruz, diciendo que Clínicas Colina, que no es más que una moderna clínica al servicio de los anzoatiguenses, tampoco era mía. Cuento con las pruebas que pondré a la orden de la fiscalía venezolana de toda esta red de extorsión que tuvo su origen en esta ciudad anzoatiguense.
Allí están las pruebas, el enorme cartel donde se da fe del crédito que recibí de un banco venezolano para construirla.
Toda la información sobre mis finanzas están a la orden de quien quiera verificarlas, no tengo absolutamente nada que ocultar, mi accionar empresarial siempre ha sido diáfano, claro y transparente.

ACLARATORIA
Debo expresar que soy un empresario serio, dedicado y honesto. Comencé a trabajar a los 14 años en mi querido Puerto La Cruz. Mi madre me enseñó desde pequeño el valor del trabajo y lo que significaba tener que ganarse el pan de cada día.
No tengo cuentas pendientes con la justicia, ni una sola denuncia. Siempre cumplí, jamás engañé y fui y soy solidario con los precios. Absolutamente todos mis clientes han quedado satisfechos y pueden dar fe de la seriedad con que asumo cada contrato y cada negocio.
Esta red de extorsionadores me acusó de haberme favorecido por mi militancia política en el partido del gobierno. Yo no milito en ninguna agrupación política, ya que el único partido en el que he militado desde siempre, se llama Venezuela.
Los camiones de basura que he vendido prestan servicio a todos los venezolanos indistintamente de su opción política, al igual que las patrullas, ambulancias, motocicletas, etc.
Esta pseudo periodista, Patricia Poleo y su patrón Gianfranco Napolitano, me han denigrado dentro y fuera del país.
A través de su programa de televisión en el canal Doral News, desde Miami ha dicho públicamente que yo estoy investigado por la policía de Venezuela y que no puedo ingresar a Estados Unidos porque las autoridades federales de ese país tienen orden de detenerme.
Esta es otra patraña más de los extorsionadores.
Dejo totalmente en claro que no soy perseguido ni investigado por ninguna autoridad venezolana y mucho menos estadounidense.
Por ello, actualmente me encuentro en EE.UU. y aquí presenté una demanda por chantaje, en contra de Patricia Poleo y Gianfranco Napolitano, introducida en la Court Southern Ditrict of Florida File 13836744.
Estos dos prófugos de la justicia venezolana ahora deberán probar todas y cada una de sus falsas acusaciones, pero esta vez será ante un juez norteamericano. También deberán responder por el chantaje que quisieron hacerme, pretendiendo que les entregara una millonaria suma de dólares a fin de cesar los ataques contra mi persona. Pero como Jamás podrán hacerlo, con seguridad lo que les espera es una fría celda en una prisión de EE.UU.
Soy un empresario que me la juego por mi país, apuesto por él y doy la vida por él.
Convoco a todos los amigos empresarios a seguir creyendo e invirtiendo en Venezuela. Estos tiempos de efervescencia, nos necesita a todos, requiere el empuje de todas y todos los hombres y mujeres de nuestro hermoso país.
Devolvámosle a nuestra tierra, aunque sea un poquito de toda la grandeza que nos ha dado.
Por ello reafirmo mi indeclinable compromiso de seguir trabajando sin descanso por Venezuela, por mi patria amada. Sé que no estoy sólo en este esfuerzo, por eso los espero para que tomados de las manos, todos juntos coloquemos a Venezuela en el lugar que se merece.

Gianfranco Rondón
CI:13.166.355
Presidente de RG-Group