full screen background image

Identifican cadáveres encontrados en autopista de Barcelona

112

Como Wilman José Gómez Rodríguez y Jesús Rafael Valdéz Suárez, ambos de 21 años, fueron identificados los cuerpos encontrados en estado de descomposición el pasado jueves en la autopista José Antonio Anzoátegui, específicamente en el sector Barbacoas de Barcelona, a 4 kilómetros de la entrada de Curataquiche.
Los cadáveres fueron encontrados aproximadamente a las 4:00 de la tarde por un señor identificado como José Manuel Febres, quien se hallaba en la zona recogiendo latas de aluminio en compañía de su nieto.
Según el parte forense, los occisos presentaron múltiples heridas por armas de fuego, calibres 9 mm y R-15.
Los cuerpos fueron identificados por la pareja de esposos Johan Gómez Rodríguez y Marisela Valdéz, hermanos de las víctimas, quienes alegaron que éstos eran concuñados por su unión matrimonial.
Ambos declararon que los infortunados se encontraban actualmente desempleados y que eran nativos de Barcelona, pero que desde hace algún tiempo residían en la calle Principal del sector El Guásimo de San Mateo.
Johan Gómez, hermano de Wilman, relató que la última vez que vio a su familiar fue el pasado jueves 7 de mayo.
“Yo me vine a Barcelona para festejar el Día de las Madres con nuestra progenitora y Wilman quedó en San Mateo para venirse el sábado pero no fue así”, agregó.
Asimismo, Gómez hizo referencia que su pariente había estado preso hacía seis meses por drogas, pero que ya no estaba metido en problemas.

Otra versión
Se conoció que otro pariente de las víctimas, cuya identidad no quiso precisar por temor a represalias, dijo que algunos vecinos vieron a sujetos armados por el patio de la residencia de donde sacaron por la fuerza a los jóvenes.
“El sábado una vecina se fijó que llegaron unos desconocidos en una camioneta blanca y forzaron las ventanas y puertas, ese fue el último día que vieron a Wilman y a Jesús”, agregó.
De manera extraoficial se conoció que este caso se puede tratar de un crimen pasional, debido a que presuntamente una novia de Wilman estuvo anteriormente ligada de manera sentimental con un supuesto oficial de la Policial Nacional Bolivariana apodado “cara cortada”.