Los expertos forenses reunidos en una junta médica para revisar las pruebas sobre la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman determinaron que el cadáver presentaba un golpe en una pierna y un hematoma en la cabeza, aunque se desconoce si fueron autoprovocados, informaron hoy medios locales.

Según fuentes de la investigación, el análisis de las pruebas forenses realizado por la junta médica determinó que una mancha verdosa y un pequeño corte en la cara interna de la pierna izquierda de Nisman fue producto de un golpe, aunque no definió si se lo hizo él mismo o fue resultado de la acción de otra persona.

También se descubrió un hematoma en la cabeza, que no había sido registrado hasta ahora porque no se advertía en el examen externo del cadáver, aunque los expertos tampoco definieron si es consecuencia del impacto al caer contra el suelo tras el disparo en la cabeza o porque alguien le golpeó.

Nisman fue hallado muerto de un tiro en la sien el pasado 18 de marzo, cuatro días después de haber denunciado a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento de los iraníes sospechosos de planificar el atentado contra la mutualista judía AMIA en 1994, que causó 85 muertos, denuncia que ha sido desestimada por la Justicia.

La fiscal del caso, Viviana Fein, decidió reunir a la junta médica, compuesta por expertos de todas las partes implicadas en la causa, para tratar de acercar posturas sobre las circunstancias de la muerte de Nisman.

La investigación oficial arroja datos que podrían inducir al suicidio mientras que los peritos de la querella que encabeza la ex mujer de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, sostienen que fue asesinado.

Ni siquiera coinciden en la fecha de la muerte, que según los peritos oficiales fue el mismo día 18 y que los expertos de la querella fijan un día antes.

Los trabajos de la junta médica comenzaron el 27 de abril con el objetivo de aclarar 24 puntos periciales propuestos por la fiscal Fein y está previsto que su informe definitivo esté listo mañana viernes, pero sin acuerdo en las conclusiones entre los peritos de las distintas partes, según detallaron a Efe fuentes de la Fiscalía.

Fein espera además los resultados del informe criminalístico ordenado por la investigación, que podría estar terminado la próxima semana, sobre pericias no relacionadas con la autopsia, como la trayectoria de las manchas de sangre del baño donde murió el fiscal, la posición del cuerpo al recibir el disparo o si se realizó con la puerta del cuarto cerrada o no.

Según las fuentes consultadas, la fiscal, duramente cuestionada por la exmujer de Nisman, estudia no avanzar ninguna conclusión hasta no contar con ambos informes.

EFE