Search
Lunes 11 Diciembre 2017
  • :
  • :

Alejandro Sanz se posiciona en primer lugar con “Un zombie a la intemperie”

El cantante español Alejandro Sanz se prepara para el lanzamiento de su nuevo álbum musical titulado “Sirope” y a tan solo días de salir su sencillo promocional “Un zombie a la intemperie” ya se encuentra en los primeros lugares de listas radiales en España y Estados Unidos, además debutó como número uno de iTunes en España y en 14 países de Latinoamérica.
Una estrella como Sanz quien ha vendido más de 23 millones de dólares en copias en todo el mundo y es ganador de numerosos premios Grammy, siempre apuesta por el éxito y hoy una vez más lo logra con su producción número 11.
De este disco “Sirope” informó que le tomó grabarlo 8 meses y agregó: “Ha sido un trabajo de auténtico puntillismo, mezclando cada detalle de sonido para que estuviera en plano. Y luego, vigilar que no te lo estropeen, porque cada uno que mete mano quiere cambiar cosas”.
Con el éxito de su primer sencillo comentó que “Un zombie a la intemperie habla de cómo los seres humanos tendemos a la peste, aún en la felicidad. Pensamos que la felicidad es mucho menos que la libertad. Entonces siempre que tenemos felicidad buscamos la libertad, porque parece que acomodarnos a la felicidad es perder la libertad. A mi me parece muy gráfico describir a alguien que se encuentra en esa dicotomía como un “zombie a la intemperie. Porque es como un tipo totalmente desorientado y pasando mucho frío en la calle”
En cuanto a los temas en el disco, escribió una muy especial para su hijo Dylan que se llama “Capitán Tapón” y confesó: “No sé si se entiende muy bien, lo que quise decir en esa canción, fuera de España. Es un niño de tres años que es como un tapón de tamaño, pero tiene toda la actitud de un capitán. El tipo se ha convertido en el dueño de la casa y manda. Me hace mucha gracia porque se cree que es el jefe. Cuando ya había escrito la canción, que el tipo ya me había quitado mi sitio favorito, y me quitó el partido para ver Bob Esponja, cuando llego del estudio y le dije que hablara, ya me empezó a mandar de nuevo, así que no mentí en absoluto en la letra. Y yo estoy convencido de que cuando tenga 30, 35 años, le va a encantar la canción. Pero también sé que cuando tenga 14, 15 la va a odiar a muerte. Entonces es secuestrar el destino, y le meto en la canción para que después no me pueda reclamar nada”.

Mariela Civa