Search
Domingo 17 Diciembre 2017
  • :
  • :

El sector público trabajará de 7:30 am a 1:00 pm para reducir consumo de energía eléctrica

El vicepresidente Jorge Arreaza, informó que debido al aumento de la temperatura se ha registrado un incremento del consumo de energía eléctrica en todo el país, por lo que el Gobierno decidió que la administración pública trabajará en horario corrido de seis horas, de 7:30 am a 1:00 pm.


Video vía VTV

El Gobierno dice que entre ayer y hoy, el consumo de energía eléctrica, principalmente con el uso generalizado de aparatos de aires acondicionado, ha sido “bastante significativo” y pasó de alrededor de 16.000 a 18.000 megavatios, informó Arreaza.

Se trata de un salto de alrededor de 2.000 megavatios que, en el sector estatal, dará paso a “severas y rigurosas” inspecciones para obligar al ahorro, advirtió.

“Como medidas pertinentes y de racionamiento, se les implementará a los empleados públicos trabajar seis horas corridas, de 7:30 am a 1 pm, y se realizará una supervisión del uso de los equipos eléctricos para evitar percances con el suministro de energía en el país”, dijo.

Asimismo, detalló que en los ministerios, instituciones y entes adscritos a la administración pública también se tomarán medidas pertinentes con el uso consciente de los aires acondicionados, ascensores y equipos eléctricos.

“Se harán inspecciones severas, rigurosas en la administración pública para corroborar que se cumpla con el horario de trabajo (…) debemos ser mucho más eficientes, debe haber mayor supervisión en la hora de entrada, en la hora de salida, como en el uso moderado, eficiente y consciente de los equipos que consumen electricidad”, recalcó el vicepresidente de la República.

Arreaza informó que el Gobierno también planteará medidas de ahorro energético a los grandes consumidores privados (centros comerciales, hoteles, comercios y algunas industrias), con quienes el Gobierno establecerá una interacción permanente para garantizar el cumplimiento de las medidas.

“Tanto el sector público como estos grandes consumidores deben optar por la autogeneración (de energía eléctrica). Es decir, que con sus propios equipos y plantas puedan generar, sobre todo en los picos (entre las 12:00 y 2:00 de la tarde y entre las 6:00 de la tarde y 10:00 de la noche), su electricidad y no tomarla del Sistema Nacional para poder colaborar con la situación en el país”, añadió.

Indicó que en la última semana se registró un aumento en el consumo de energía eléctrica de 2.000 megavatios adicionales. “De lunes (20 de abril) a lunes (27 de abril) pasamos de 16.000 megavatios a 18.000″.

Jesse Chacón explicó en detalle del aumento de la temperatura en el país, y la sensación térmica en el estado Zulia, y llamó al sector privado a que “revisen” su consumo.

Chacón declaró que a pesar de las medidas preventivas, los sectores de salud, educación, elaboración y distribución de alimentos, de producción del petróleo y sus derivados, seguridad ciudadana, control de aduanas, transporte público, terrestre y marítimo; servicio de comunicación (radio y televisión) y la banca no estarán sometidos a estas restricciones en el uso de la energía eléctrica.

Los cortes de luz y racionamientos de agua son comunes en el país petrolero y el Gobierno ha culpado a la sequía por ello, aunque cuando la temporada de lluvias recupera los embalses -de donde proviene el 64 por ciento de la electricidad del país- las autoridades aseguran que el país sufre sabotajes.

Según analistas, en cambio, el problema surge por la desinversión en el sector desde que el fallecido Hugo Chávez nacionalizara en 2007 gran parte del sistema eléctrico al estatizar La Electricidad de Caracas, propiedad de la estadounidense AES Corp, reseñó Reuters.

El lunes, medios locales reportaron apagones en al menos 10 de los 24 estados del país, en un hecho que viene presionando la recuperación de la economía que atraviesa una recesión en medio de alta inflación y desabastecimiento de productos básicos.

La capacidad instalada en Venezuela es de unos 28.000 mw y la demanda está por el orden de los 18.000 mw, pero la capacidad operativa es menor que la demanda.

Con información de AVN, Reuters y Efe