Search
Domingo 17 Diciembre 2017
  • :
  • :

Detergentes “preparados” son un gran negocio

Ante la escasez de productos como desinfectantes, lavaplatos, cloro y detergentes, muchas personas se las ingenian para comerciar los artículos.
En la zona metropolitana del estado Anzoátegui son muchos los que se dedican a “prepararlos” para luego venderlos.
En el Mercado Municipal de Puerto La Cruz, por la entrada de Paseo Miranda, se encuentra Luis Moreno, quien se dedica a vender todo tipo de productos de limpieza preparados por él mismo.
Pinesol, cherry, cloro, lavansan, suavizante de ropa y desengrasante son los productos que a la vista se ven en el puesto que administra.
“Todo lo que ves en esta esquina lo preparamos aquí mismo, tenemos unos tobos llenos del material puro, el cual lo mezclamos con otros materiales y así fabricamos el producto”, informó Moreno.
El hombre aseguró que la calidad del artículo que ofrece “no se compara con los que venden otros buhoneros”, agregó que existen  personas que estafan a los clientes vendiéndoles “agua con un chorrito de jabón”.
“Lo que yo vendo aquí es de calidad, el cliente antes de comprarlo puede destaparlo y olerlo para que verifique que no es una estafa lo que le estoy vendiendo”, señaló.
Los precios varían dependiendo de la cantidad de litros y del producto que se quiera comprar.
Los envases de 4 litros de desinfectante tienen un valor de 160 bolívares, productos como el cloro y el suavizante son vendidos en recipientes de 2 litros y tienen un valor de 120 bolívares.
Moreno destacó que las personas que lleven su envase al puesto, pagan menos por el producto.
“Si el cliente me trae el envase donde quiere que le vendamos el líquido, tiene un descuento de 20 bolívares”, detalló.
Esto mismo lo hacen la mayoría de los vendedores de la zona metropolitana del estado. En Barcelona existen incontables personas que se dedican a la venta de limpiadores.
En la avenida Caracas son varios los puestos que se pueden observar ofreciendo estos productos.
Muchas personas se han atrevido a venderlos hasta en sus propias casas. Aseguran que la venta de estos se ha incrementado debido a lo difícil que se hace conseguir los artículos que tradicionalmente se encontraban en los anaqueles. Resaltan que ante la necesidad se ha vuelto un gran negocio.

Daniela Hibirma