full screen background image
Search
Viernes 19 Enero 2018
  • :
  • :

Kilo de carne de res ronda los 600 bolívares en el mercado municipal

Luego de una corta ausencia en las carnicerías del Mercado Municipal de Puerto La Cruz, la carne de res apareció con nuevo precio, esta vez con uno más elevado.
En los puestos donde se expendió el rubro durante el día de ayer, los costos rondaban entre 530 y 600 bolívares.
Carniceros explicaron que la situación se les sale de las mano, ya que ellos no son los que controlan los precios.
“Todos saben que nosotros no somos los que ponemos los precios, no nos venden la carne a precio regulado, entonces cómo alguien pretende que vendamos como dice la ley”, preguntó Ramón Cordova.
El hombre detalló que compró a sus proveedores el producto en más de 350 bolívares el kilogramo. Destacó que la carne no se conseguía en el mercado desde que culminó Semana Santa, “vendedores solo abrieron sus negocios para vender carne de cochino”, aseguró.

Subsidiada
Quienes trabajan en el mercado vendiendo carne, afirmaron no tener información de las mil reses que llegaron al estado para ser vendidas.
“A nosotros nunca nos llegó de esa carne que supuestamente iba a otorgar el gobierno, seguimos comprando y vendiendo la res a un precio elevado”, comentó el carnicero Carlos Díaz.
Indicó que la última vez que se vendió carne a precio regulado fue la mañana del miércoles. Solo cuatro negocios tuvieron la oportunidad de expender el producto a un precio mucho más bajo.
“No la vendieron en 220 bolívares, como debieron, pero sí fue mucho más bajo el costo del que mostramos ahorita. Los cuatro locales vendieron el corte de primera en 250 bolívares”, contó Díaz.
Otro de los que también apareció en el mercado de Puerto La Cruz fue el pollo. Vendedores lo ofrecieron en 190 bolívares el kilo.
“Está carísimo, pero qué puede hacer uno, tenemos que comer y no voy a hacer una cola de tres horas bajo el sol para hacer esa única compra”, expresó Mercedes Ruiz, habitante de la ciudad.
Muchos no piensan igual que Ruiz, y prefieren estar desde las 06:00 de la mañana en las puertas de Miri Mire, esperando para comprar a bajo precio.
Tanto vendedores como compradores dijeron tener la esperanza de que la situación mejore.
“Esto nos afecta a todos”, lamentó Hernán López.