full screen background image

Alex Ramírez recibió un homenaje tras retirarse oficialmente de la Liga de Japón

33

Alex Ramírez se retiró de manera oficial del beisbol japonés, tras recibir este viernes un homenaje organizado por el Yokohama DeNA BayStars, el último club para el que actuó en la Nippon Proffesional Baseball (NPB).

El acto en honor a Ramichán, como fue conocido durante su brillante carrera en el archipiélago del Sol Naciente, se llevó a cabo previo al encuentro contra el Yakult Swallows, su primer equipo en la NPB.

“Fue una gran emoción retirarme por la puerta grande. Sentí que Japón me enseñó una vez más el cariño y el apoyo tan grande que me tiene. Pensé que iba a llorar”, dijo en un comunicado de prensa el caraqueño, de 40 años de edad, que tomó un turno simbólico y fue ovacionado por las miles de personas presentes en el Yokohama Stadium. “Asistieron ex compañeros, que vinieron especialmente para el acto y para despedirse de mí. Me siento muy contento y quiero darle las gracias a todas esas personas que me han apoyado en mi carrera y que me apoyaron en este día tan especial para mí”.

Ramírez sacudió 379 jonrones y ligó 2.017 entre 2001 y 2013, mientras que ganó dos premios MVP (2008 y 2009), lo que le convirtió en uno de los mejores extranjeros en la historia del circuito. Además de defender los colores de Yakult y Yokohama, también vistió el uniforme de los legendarios Gigantes de Yomiuri.

“El año pasado decidí retirarme porque soy una persona muy competitiva y entendí que no podía rendir como la fanaticada y los equipos esperaban que lo hiciera”, destacó el ex jardinero. “Eso me hizo entender que es tiempo para seguir adelante y empezar una nueva carrera. Pienso que de esta manera podría empezar a ser técnico y así estar preparado para cuando me den la oportunidad de ser manager”.

Desde finales de 2014, Ramírez ostenta el cargo de Director Senior de Operaciones del Gunma Diamond Pegasus, un club adscrito a la Baseball Challenge League (BCL), el circuito independiente más importante de Japón y en enero visitó Venezuela para observar a algunos peloteros que le interesaba reclutar.

Ahora planea regresar para despedirse de la afición nacional con las Águilas del Zulia.

“Me gustaría retribuir ese apoyo que me han brindado durante toda mi carrera (en Venezuela). Considero que no estoy en capacidad de jugar todos los días, pero sí puedo hacerlo al menos un par de veces a la semana, como bateador designado, siempre y cuando el manager me necesite. Creo que podría aportar un poco más como jugador-técnico y así ayudar a los peloteros jóvenes a desarrollarse”, puntualizó Ramichán.

Lvbp