full screen background image
Search
Miércoles 24 Enero 2018
  • :
  • :

Una salida a la playa en familia no baja de Bs. 10 mil

Compartir un día de playa en compañía de familiares y amigos se ha convertido en un “lujo”, así lo aseguraron bañistas desde las playas del municipio Diego Bautista Urbaneja.
Manifestaron que para poder disfrutar del sol y la arena deben de disponer de al menos 10 mil bolívares, para cubrir los gastos de pasajes, comidas y bebidas, de un grupo de cinco a seis personas.
El mecánico Elio Romero explicó que la tarifa de un taxi desde el centro de Barcelona hasta las playas de Lechería, oscila entre 350 y 400 bolívares, mientras que un almuerzo cuesta de Bs. 500 a 800,  y en bebidas pueden tener un gasto de hasta 4 mil bolívares.
“Antes venía a la playa con mi familia tres veces al mes, ahora lo hago una sola vez por los altos que implica tener que llegar hasta aquí, expresó Romero.
También dijo que para la temporada de Semana Santa, propios y visitantes  tendrán que ingeniárselas para poder salir en familia y disfrutar de estas vacaciones.
“Los que tienen posibilidades de gastar dinero en una salida para la playa lo hacen, hay quienes prefieren ahorrar y se llevan todo listo desde sus casas”, comentó.
La obrera Carmen Hernández dijo que para las personas que tienen más de dos niños se les complica poder salir en esta temporada.
“Tengo tres hijas y poco visito la playa por el gasto que implica tener que trasladarnos hasta ellas, cuando podemos lo hacemos pero no siempre”, dijo.

 Más gastos
Para otros que prefieren trasladarse a las islas del parque Nacional Mochima, expresaron que por el asueto, harán un sacrificio de salir a disfrutar de estos destinos en compañía de sus amigos.
“En cada temporada de vacaciones vamos a las islas a compartir con las amistades, esto siempre lo planificamos con tiempo para que no nos golpee tanto el bolsillo”, dijo la docente Mirian Castillo.
Por su parte, la señora Oriana Marima manifestó que con la llegada de sus familiares al estado, comentó que se verá en la necesidad de llevar todo preparado desde su casa, para poder ahorrar dinero.
“Siempre compramos lo necesario para trasladarnos a las islas, antes podíamos adquirir collares, inflables  para los más pequeños, trajes de baños o simplemente comprábamos el almuerzo en los locales de allá, ya eso no se puede hacer por lo caro que se encuentran los platos”, manifestó Castillo.

M.Perico/Z.Medina