full screen background image

Imponen toque de queda en Nigeria tras protestas por fraude electoral

8

El estado de Rivers, en el sur de Nigeria, ha impuesto este lunes el toque de queda en la capital, Port Harcourt, tras las manifestaciones que tuvieron lugar en los últimos días para denunciar que hubo fraude en el proceso electoral, informaron las autoridades estatales.

El gobernador de Rivers, Rotimi Amaechi, anunció en un comunicado que esta medida será efectiva hasta nuevo aviso desde las 19.00 a las 06.00 hora local (18.00- 05.00 GMT), reseñó Efe.

Desde el pasado sábado, se han repetido las protestas en la ciudad petrolera de Port Harcourt para denunciar un supuesto amaño en las votaciones de las elecciones presidenciales y legislativas.

La primera de estas manifestaciones fue protagonizada el sábado por un grupo de simpatizantes de la alianza opositora denominada Congreso de Todos los Progresistas (APC, en inglés), que controla actualmente el Gobierno de Rivers.

Según los últimos datos divulgados por la Comisión Electoral Nacional Independiente de Nigeria (INEC), el Partido Democrático Popular (PDP), liderado por el actual presidente Goodluck Jonathan, se ha impuesto al APC en dicho estado.

Ante el temor de nuevas protestas tras conocerse los resultados, el gobernador ha decidido decretar el toque de queda en la capital.

Además, el sábado, se registraron diversos episodios violentos en diferentes colegios electorales de Rivers que causaron al menos la muerte de una persona.

Nigeria tiene un largo historial de comicios amañados que han derivado en olas de violencia como la ocurrida en 2011, en la que murieron 800 personas.

Por eso, observadores internacionales procedentes de la Unión Europea, Estados Unidos o la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) han vigilado de cerca los comicios, aunque hasta el momento no han denunciado evidencias de manipulación durante el proceso.

Los fallos en el sistema electrónico de acreditación que obligaron a posponer las votaciones y los episodios esporádicos de violencia, han aumentado el clima de tensión entre los principales partidos nigerianos, que recientemente firmaron un acuerdo en el que se comprometían a aceptar los resultados electorales.

EFE