full screen background image

Inexplicable enfermedad ha puesto a dormir a más de 120 personas durante días en Kazajistán

24

Desde marzo de 2013, una localidad al norte de Kazajistán está viviendo una situación para la cual aún no hay explicación: varios de sus habitantes sufren una ola repentina de sueño que los deja dormidos por entre dos y seis días, sin que sea posible despertarlos. Hasta ahora 120 personas han sufrido la situación, con más de 30 viviéndola por más de una vez.

La situación se vive en “olas”, con la última apareciendo a comienzos de marzo, cuando un hombre y una mujer se quedaron dormidos. En septiembre del año pasado, seis niños se “contagiaron” en un mismo día, situación que se repitió meses después, durante el invierno, con otras 60 personas.

Varios informes de prensa indican que, después de despertar, los pacientes no recuerdan nada de la experiencia o hablan de algunas alucinaciones. Si bien son internados en hospitales locales, son dados de alta días después. Hasta el momento los efectos a largo plazo de la enfermedad son desconocidos.

La situación es tal que mucha gente está dejando Kalachi y se conoce que 25 familias ya habían dejado la ciudad y oficiales locales hablaban de cerrarla completamente en mayo de este año.

¿Qué provoca la enfermedad? Aunque no hay una explicación definitiva ni ampliamente aceptada, hay un par de teorías. La promera considera una posible contaminación de gas radón, que tendría su origen en una mina de uranio en una región cercana y que está cerrada desde 20 años. La mina fue inundada con agua, lo que según el experto podría estar impulsando el gas hacia la superficie.

Otra explicación, es la presencia de monóxido de carbono en el aire. “El monóxido de carbono es definitivamente un factor pero no te puedo decir si es el factor principal o vital. La pregunta es por qué no se va. Tenemos algunas sospechas porque la aldea tiene una locación peculiar y los patrones del clima forzan el humo de las chimeneas hacia abajo en vez de enviarlo hacia arriba”, indicó Sergei Lukashenko, del Centro Nuclear Nacional de Kazajistán.

emol.com