full screen background image

OMS inició jornadas de vacunación contra el ébola en Guinea

18

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció hoy que se ha empezado a vacunar contra el ébola a habitantes de una de las zonas de Guinea más afectadas por la epidemia, lo que servirá para determinar la eficacia del producto que todavía está en fase de prueba.

La vacuna que se prueba en Guinea es la VSV-ZEBOV, desarrollada por la Agencia de Salud Pública de Canadá y producida actualmente por la biotecnológica NewLink Genetics Corporation y la farmacéutica Merck.

El objetivo es vacunar a 10.000 personas en este país en un periodo de seis a ocho semanas, con un seguimiento de tres meses a los vacunados para llegar a resultados preliminares en julio.

Los primeros vacunados son adultos del entorno de casos confirmados de ébola y que han dado su consentimiento expreso para participar en este ensayo clínico en fase III.

“El lanzamiento de la campaña de vacunación es ciertamente una de las etapas más importantes, a la que nunca antes se había llegado para desarrollar una línea de defensa moderna contra el virus del Ebola”, explicó mediante un comunicado el representante de la OMS en Guinea, Jean Marie Dangou.

Para esta vacunación, un equipo médico especialmente formado, así como la reserva de vacunas y el equipo necesario, llegaron el lunes a una aldea de la prefectura de Coyah, en la región de Baja-Guinea.

En este país se utiliza también la vacuna cAd3-ZEBOV, desarrollada por GlaxoSmithKline, la otra vacuna experimental que fue probada en una fase previa en voluntarios sanos de varios países de Europa, Africa y en Estados Unidos.

La zona elegida en Guinea corresponde a la de transmisión más intensa del virus en el país, por lo que la vacunación se realizará según un modelo llamado “por anillos”, que consiste en identificar a los contactos de un enfermo y vacunarlos para crear alrededor de él un “anillo de inmunidad”.

Esta etapa avanzada de ensayo clínico debe abarcar hasta a 30.000 personas, incluyendo a Sierra Leona, según las previsiones de la OMS.

EFE