full screen background image

Cuádruple choque dejó 37 muertos y 70 heridos en Perú

48

El choque entre tres autobuses y un camión dejó al menos 37 muertos y 70 heridos en una autopista a unos 270 kilómetros al norte de Lima, en un nuevo episodio trágico de los accidentes de tránsito que causan miles de muertos al año en Perú.
Según la última información oficial, 31 de las víctimas murieron en el lugar del accidente y otras seis en el hospital de la localidad de Huarmey, a 276 kilómetros de Lima.
El Ministro de Salud, Aníbal Velásquez, detalló que 35 de los heridos fueron trasladados al hospital de la ciudad de Chimbote y otros seis en helicópteros al hospital Carrión, del puerto limeño del Callao.
Velásquez agregó al Canal N de televisión que en Huarmey han quedado las personas que no pueden ser trasladadas por la gravedad de sus heridas y otras que están “en condiciones que pueden ser manejadas en el hospital”.
Detalló, además, que la magnitud del accidente activó la “alerta roja” en los centros sanitarios de la zona para atender a las víctimas.
“La alerta permitirá tener camas disponibles en hospitales, incluyendo Lima. Se está evaluando enviar más médicos para atender a los heridos”, precisó el ministro en la cuenta de su despacho en Twitter.
Velásquez viajó de inmediato en un avión a la zona del accidente junto a un equipo de médicos especialistas para supervisar la atención de la emergencia.
“Lógicamente es un accidente que ha superado cualquier expectativa que uno pueda tener en esa zona, pero igual se ha atendido con rapidez”, dijo.
Los medios locales señalaron que cuando se produjo la tragedia, el pequeño hospital de Huarmey tenía un médico de turno y dos enfermeras, lo que obligó a enviar a heridos a hospitales de localidades como Nuevo Chimbote, La Caleta y Casma.
El choque múltiple se produjo en la carretera Panamericana Norte y, según la Policía, al parecer se originó cuando uno de los autobuses se salió de su carril y chocó con otros dos autobuses y el camión que iban en sentido contrario.
Medios locales informaron que la mayoría de las víctimas mortales eran miembros de la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera del Perú, que retornaban en uno de los autobuses a la ciudad norteña de Chiclayo tras haber participado en una actividad en Lima.
El accidente obligó a cerrar la carretera Panamericana durante varias horas, aunque luego se abrió la vía de sur a norte (de Lima hacia esa zona del país), mientras que la otra vía permaneció ocupada para los servicios de rescate.
En Lima el accidente causó conmoción y motivó que gran cantidad de familiares de las personas que viajaban en los autobuses llegaran hasta el terminal terrestre del distrito de San Martín de Porres, en el norte de la capital, para pedir información.
Los accidentes de esta magnitud son habituales en las carreteras de Perú, causados en su mayoría por la imprudencia de los conductores, el mal estado de las carreteras y del parque automotor, y la agreste geografía.

Agencias