full screen background image

El Atlético de Madrid clasifica a cuartos tras una agónica tanda de penales

16

El Atlético de Madrid sobrevivió hoy a la épica y se clasificó para los cuartos de final de la Liga de Campeones de fútbol al superar al Bayer Leverkusen en la tanda de penales tras llegar al final de la prórroga con triunfo 1-0.

El estadio Vicente Calderón vivió una agonía y estalló de alegría al ver a su equipo, actual subcampeón de Europa, en la siguiente ronda de la Liga de Campeones. Lo mereció porque arriesgó un poco más que su rival, pero todo se resolvió en la ruleta de los penales, donde el conjunto rojiblanco sonrió por su fortuna.

Nadie se acordará ya de un mal partido de fútbol porque la emoción cubrirá cualquier análisis del choque. Lo único que ocurrió en la primera parte fue el afortunado gol del Atlético de Madrid. Fuera de eso, se sucedieron los balones al aire, las fricciones, las interrupciones, las patadas, los reclamos al árbitro y las entregas al contrario. Mucha tensión y poco fútbol dentro de una noche en la que acompañó el frío y el viento.

El entrenador local, Diego Simeone, sorprendió en la alineación al poner a Cani, muy poco utilizado esta temporada, en lugar de Gabi. Es decir, puso talento y quitó músculo. Pero lo cierto es que si esa era su pretensión, poco se notó dada la intrascendente actuación del titular.

Lo primero que buscó el Atlético de Madrid fue mantenerse firme en defensa y buscar las segundas jugadas a partir de los despejes del contrario. La elaboración no le apeteció demasiado.

El Bayer Leverkusen jugó muy incómodo y su estadística habló de una improductividad evidente: ningún disparo entre palos hasta la prórroga.

DPA