full screen background image

Presidencia del Parlasur rechaza las medidas de EE UU: “Es una amenaza a la soberanía”

29

La Presidencia del Parlamento del Mercado Común del Sur (Mercosur), con sede en Montevideo, expresó hoy su “más enérgico y categórico rechazo” a las sanciones aprobadas por Estados Unidos contra funcionarios venezolanos al considerarlas una “amenaza real” de agresión a la estabilidad democrática.

El presidente de EE.UU, Barack Obama, declaró el pasado lunes una situación de “emergencia nacional” por el “riesgo extraordinario” que supone la situación en Venezuela para la seguridad del país norteamericano, y ordenó que se implementen las sanciones aprobadas recientemente contra funcionarios de ese país.

Al respecto, la Presidencia del Parlamento de Mercosur (Parlasur), encabezada por el venezolano Saúl Ortega, expresó en un comunicado su más “enérgico y categórico” rechazo a dichas medidas, por representar “una amenaza real de agresión a la soberanía, la paz y la estabilidad democrática de este país suramericano y por ende del Mercosur”.

“Constituyen en sí mismas un peligro de una intervención armada contra Venezuela, lo cual debe activar una alerta nacional e internacional”, agrega el texto.

En este contexto, hace un “llamado respetuoso” a los presidentes y jefes de Estado del Mercosur, a “rechazar y condenar” esta situación que es “contraria y violatoria de los principios del derecho internacional y del derecho comunitario del bloque”.

El comunicado hace especial referencia al Protocolo de Ushuaia I y II sobre el Compromiso Democrático en el Mercosur, así como a los “principios, propósitos y competencias” del Parlasur, como el de “velar por la observancia de las normas” del bloque y la “preservación del régimen democrático” en los Estados parte.

Asimismo, la Presidencia del Parlasur “se une a los pronunciamientos de los distintos países y organismos internacionales, que han condenado esta nueva agresión y acciones intervencionistas contra el gobierno y pueblo bolivariano”.

Igualmente, expresa que “este hecho desmedido e injerencista” se contrapone al reconocimiento que de manera “pública y reiterada” la comunidad internacional ha otorgado a Venezuela, como un país “amante de la paz, respetuoso de los acuerdos internacionales, de los Derechos Humanos y de la soberanía e independencia de los Estados”.

El comunicado hace además un “llamado” a la comunidad internacional en general, a los “pueblos del mundo” y a los Parlamentos nacionales e internacionales de la región, a “condenar y rechazar estas prácticas imperialistas” del Gobierno estadounidense.

EFE