full screen background image

Empleados rechazan sistema biométrico

33

Por media hora estuvieron de brazos caídos los empleados del Hipermercado Central Madeirense de Barcelona, por estar en desacuerdo con que los incluyan en el sistema biométrico que empezará a funcionar a partir de  hoy en ese local.
Indicaron que sus beneficios como trabajadores se verían afectados, pues consideran que ellos tienen prioridad para adquirir los productos a precios regulados.
Un empleado que no se identificó, aseguró que con esta medida estarían  afectando a más de 200 trabajadores.
“Nosotros no tenemos la culpa de que el Gobierno no envíe suficientes productos a las red de supermercados, lo que queremos y exigimos es que se nos respeten y garanticen nuestros beneficios. Estando trabajando no tendríamos tiempo para adquirirlos”, dijo.
Las labores en el comercio se iniciaron  pasadas las 9:00 de la mañana, luego que el gerente acordara una reunión en horas de  tarde con empleados, donde autoridades regionales explicarían la medida a aplicar.

Mayerling Perico