Search
Lunes 11 Diciembre 2017
  • :
  • :

En primer trimestre de 2015 precio de la charcutería aumentó un 80%

Los precios de productos como jamón y queso están por las “nubes”, afirman los consumidores en Puerto La Cruz y Barcelona.
Según algunos comerciantes que hacen vida en la zona norte del estado Anzoátegui, durante el primer trimestre de 2015, los mismos aumentaron su valor en un 80%, esto a raíz de haber sido elevados cinco veces los costos desde enero hasta marzo.
“Los precios suben cada vez como la espuma, y no hay nadie que le ponga reparo”, expresó, Óscar Jiménez, dueño de uno de los establecimientos.
Dos de cada cinco charcuteros consultados, indicaron estar cumpliendo con la Ley de Precios Justos.
“En mi negocio vendemos  a precios regulados, lo que pasa es que aún así, la gente se queja”, comentó Ernesto Rondón.
La variedad de las marcas en los productos hacen que los precios varíen. Sin embargo, los  más económicos no bajan de Bs. 300.
En lo que respecta al kilo de queso gouda, es ofertado en 901 bolívares, mientras que el kilo de jamón Plumrose oscila en Bs. 827.
El queso duro es vendido en  400 bolívares, mientras que la conocida mortadela tapara, se establece en Bs. 480.
Más aumento
Los vendedores de los productos, estiman que en las próximas semanas se dé otro aumento del 35%, lo que ocasionaría que el precio de la charcutería suba tres veces más.
Los dueños de los expendios de alimentos, temen que al darse el alza en los insumos, las ventas sigan bajando, superando con esto el 45% de la caída que han tenido en lo que va de 2015.
Además, Junior Velásquez, encargado de otro local, afirmó que el papel antigrasa donde envuelven el jamón y queso, cuesta dinero, así como    las bolsas que utilizan para hacer la entrega al cliente.
“La gente cree que nosotros especulamos, pero no es así, simplemente ajustamos los precios para pagar algo”, agregó Velásquez.
Los mismos charcuteros expresan que se ve mucho dinero, porque todo está costoso, pero la ganancia es mínima.
Para los consumidores, los elevados costos “golpean el bolsillo”.
“Antes con Bs. 50 uno se llevaba a la casa una buena cantidad de queso y jamón, pero ahora son dos rebanadas”, dijo el ama de casa Amarilys Camacho. Para los anzoatiguenses, comerse una arepa con jamón y queso representa un lujo, por lo que muchos se abstienen de comprarlos.

Zorymar Medina