full screen background image
Search
Domingo 20 Agosto 2017
  • :
  • :

Una mujer fue víctima de sus hijos ¡Recibió 30 puñaladas!

La mujer fue apuñalada cerca de 30 veces y posteriormente estrangulada por su hijo de 11 años y su hija de 9.

Pauline Bubb, una madre soltera de 47 años oriunda de la ciudad de Southampton, Inglaterra, terminó encerrada en su habitación para escapar de las constantes agresiones de su hija Sapphire y su hijo Spencer.

Con unas tijeras, Spencer fue el primero en atacar a su mamá cuando recién tenía 4 años, por lo que Bubb tuvo que recurrir a la producción de un programa de televisión inglesa sobre hijos violentos.

“Yo estaba asustada de mis propios hijos, mis piernas están completamente marcadas y he tenido que cubrirlas constantemente”, señaló la madre, según consigna el medio inglés Daily Mail.

La violencia ha sido tan crítica que Pauline empezó a tener miedo cada vez que sus hijos regresaban del colegio, poniéndose muy nerviosa, pues los ataques comenzaban apenas los niños cruzaban la puerta. Una vez, incluso, Zafire le mordió la cara, mientras Spencer la estrangulaba por atrás mientras ella estaba sentada.

Y mientras el comportamiento del niño se calmó luego de ser diagnosticado con “Trastorno por déficit de atención con hiperactividad”, el de la niña sigue empeorando.

“Ella comenzó hace dos años con ese comportamiento controlador, ella me hacía una pregunta y yo tenía que decirle que sí. Ella me ordenaba cómo debía estar, no podía moverme ni parpadear. Y pasaba lo mismo cada 20 o 30 minutos. Si le decía que no, ella gritaba y comenzaba a golpearme“.

Pese a que muchas personas no creen que la mujer haya permitido durante tanto tiempo este tipo de abusos y que no los haya denunciado antes, Pauline comentó que estaba demasiado avergonzada como para pedir ayuda o hacer algo al respecto.

Luego de contactarse con el programa, la señal le ofreció ayuda y Pauline ha asegurado que el comportamiento de sus hijos ha experimentado una notable mejora. Además, se descubrió que una de las causas de este situación es que en su casa no había muchas reglas que cumplir, por lo que los pequeños estaban en un escenario de inseguridad.

Contexto.com