Search
Martes 12 Diciembre 2017
  • :
  • :

Presidente Juan Manuel Santos aseguró que “no hay ningún complot” contra Venezuela

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reconoció hoy que habla en ocasiones en privado con su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro, para resolver los contenciosos “con prudencia y respeto”.

En declaraciones a la cadena estatal de televisión española (RTVE) Santos fue preguntado por la situación en Venezuela y afirmó que la idea de un supuesto complot para derribar al Gobierno de Maduro en el que estuviera implicado su país “no tiene pies ni cabeza”.
Santos dijo que no se ha ofrecido formalmente como mediador entre el Gobierno y la oposición de Venezuela, pero sí está dispuesto a echar una mano para colaborar si se considera adecuado

Recordó que con el fallecido presidente Hugo Chavez establecieron un sistema para abordar las diferencias por medio de un diálogo discreto y franco y ese modelo se mantiene con Maduro, para tratar en privado los temas que pueden ser objeto de controversia.

Dijo que no se ha ofrecido formalmente como mediador entre el Gobierno y la oposición de Venezuela, pero sí está dispuesto a echar una mano para colaborar si se considera adecuado.

Con Venezuela “tenemos una relación difícil, pensamos diferente, pero nos lo decimos con franqueza y las diferencias las manejamos con prudencia, que es lo responsable”, añadió.

Santos lleva a cabo hoy la segunda jornada de su visita de Estado a España, con un componente económico y cultural, pero también de conseguir respaldo al proceso de conversaciones entre su Gobierno y la guerrilla de las FARC para conseguir la pacificación del país.

Reconoció que le gustaría pasar a la historia como el gobernante que “logró la paz y abonó el terreno para que fuera sostenible”, y por eso desde hace más de dos años se mantienen esas conversaciones en La Habana entre Gobierno y guerrilla.

Santos no quiere caer en el “error” de otros países que firmaron acuerdos de paz tras conflictos internos y luego tuvieron problemas para aplicarlos y, por eso, uno de los temas que le interesan es preparar el posconflicto.

“Es muy importante que, apenas se firme (un acuerdo de paz) al día siguiente se empiece a aplicar”, según Santos, que en noviembre pasado hizo una gira por capitales europeas para recabar apoyo financiero con vistas a ese escenario.

Según el mandatario colombiano, no existe una cifra concreta para un fondo fiduciario de ayuda por parte de la Comisión Europea, sino un “menú de proyectos” en el que los países interesados podrían participar.

En estos planes España “ayuda mucho”, pero en sus conversaciones con el Gobierno de Madrid no han querido hablar de una cantidad definida, agregó Santos.
Santos cree que Cuba se beneficia internacionalmente del apoyo a Colombia

Santos, mostró hoy su convicción de que el gobierno de Cuba se beneficia internacionalmente del apoyo que da al proceso de conversaciones de paz entre el Ejecutivo de Bogotá y la guerrilla de las Farc.

Durante un Foro por la Paz organizado por el grupo de medios de comunicación Prisa, Santos fue preguntado por la actitud de Cuba, que desde finales de 2012 acoge en La Habana esas conversaciones entre el Gobierno colombiano y las Farc.

Santos recordó que durante una conversación con el líder cubano, Raúl Castro, le dijo que pensaba en su país como eventual sede de esas conversaciones y que la respuesta fue “me encantaría”.

Elogió la ayuda cubana al proceso, en especial por la influencia que tiene sobre la guerrilla de las Farc y destacó que las autoridades de La Habana siempre se han mostrado “muy entusiasmadas”.

Además, a Cuba le sirve de “proyección internacional”, según Santos, quien cree que eso afectó al cambio de opinión de EE UU, con la reciente decisión del presidente Barack Obama de normalizar las relaciones con la isla, lo que considera una actitud “valiente”.

Las conversaciones entran en la fase más difícil, en opinión del presidente colombiano, quien destacó la actitud “constructiva” de La Habana.

Sobre EE UU, elogió que Obama haya nombrado a un enviado especial que haga el seguimiento de las conversaciones con las Farc, una “señal importante” de respaldo.

 

EFE