Search
Lunes 11 Diciembre 2017
  • :
  • :

Enfermera que sobrevivió al ébola denuncia a hospital de Dallas

La enfermera Nina Pham, la primera persona que contrajo el ébola en EE.UU. mientras trataba a un paciente infectado con el virus, interpuso hoy una demanda contra el Hospital Presbiteriano de Dallas, en el que trabajaba, por negligencia.

“Yo esperaba que Texas Health Services (el consorcio sanitario al que pertenece el hospital) fuera más honesto acerca de todo lo que pasó en el centro y las cosas que ellos no hicieron y que llevaron a mi contagio”, afirmó la enfermera en un comunicado, tras presentar la demanda en el condado de Dallas.

Según ella, el centro médico no había capacitado a su personal para la llegada “conocida e inminente” del ébola y no tenía los equipos adecuados para hacerle frente.

“Todo lo que yo sabía sobre el ébola lo había aprendido en la universidad”, confesó la enfermera este fin de semana en una entrevista al periódico local The Dallas Morning News.

Pham fue una de las enfermeras que atendió en el Hospital Presbiteriano de Dallas a Thomas Eric Duncan, el primer caso diagnosticado de ébola fuera de África Occidental y que murió el 8 de octubre en ese centro médico de Texas.

El caso de Duncan fue muy polémico, ya que este hombre acudió en un primer momento al hospital con fiebre y dolores abdominales, pero los médicos le dejaron volver a casa con antibióticos sin tener en cuenta que venía de Liberia.

No fue hasta tres días después que ese paciente regresó al hospital con los síntomas acentuados y fue aislado y, posteriormente, diagnosticado con ébola.

“Yo fui la última persona en enterarme que el señor Duncan había dado positivo”, explicó Pham en su entrevista con el periódico de Dallas, en la que confesó que todavía hoy sufre pesadillas, dolores físicos e insomnio a causa de haber contraído la enfermedad.

La enfermera reclama ahora una indemnización por secuelas físicas, angustia, gastos médicos y la pérdida de ingresos futuros en su carrera profesional.

Tras contraer el virus, Pham fue trasladada a los Institutos Nacionales de Salud (NIH), una institución médica del Gobierno de Estados Unidos situada en Maryland y reconocida como un referente mundial en investigación, donde se recuperó de la enfermedad.

“Pretendo que los hospitales y las grandes corporaciones médicas se den cuenta de que las enfermeras y los trabajadores sanitarios, especialmente la gente que está en primera línea, son importantes. No queremos que las enfermeras se conviertan en pacientes”, agregó Pham.

Ante la noticia, el Hospital Presbiteriano de Dallas respondió con un comunicado en el que no comentó las implicaciones de la demanda.

“Nina Pham trabajó con valentía en el hospital en sus momentos más difíciles. La seguimos apoyando, deseamos lo mejor para ella y creemos en el diálogo constructivo para resolver este asunto”, apuntó el centro médico.

En noviembre, este hospital ya alcanzó un acuerdo para indemnizar a los familiares de Duncan, aunque no se reveló su cuantía económica.

Aunque Pham fue la primera enfermera en contraer la enfermedad, otra sanitaria que trató a Duncan en el hospital de Dallas, Amber Vinson, también resultó contagiada y sobrevivió tras unas semanas de tratamiento.

Tras ese segundo contagio se encendieron todas las alarmas y las autoridades pusieron en cuarentena a los 75 trabajadores sanitarios que habían estado en contacto con el paciente fallecido de ébola, aunque ya no hubo nuevos casos.

El último brote del ébola, que comenzó hace casi un año en Guinea, ha afectado a 23.913 personas en el oeste de África, de las cuales 9.714 han muerto, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que suma confirmados, probables y sospechosos.

EFE