Search
Miércoles 13 Diciembre 2017
  • :
  • :

Piden “caída y mesa limpia” en Mercal de Mesones

Vecinos del sector Mesones en Barcelona están cansados del “bochinche” que se forma cada vez que hay una venta de alimentos en el Mercal del sector y atribuyen esa situación a “un grupo de mujeres” que controlan la entrada, presuntamente miembros del consejo comunal.
“Tienen que hacer caída y mesa limpia”, expresó Maríz Pérez, habitante de la zona, quien denunció que las féminas que se quedan en la puerta dejan pasar a amigos y conocidos, irrespetando el orden de los números de cédula por el cual se rigen las ventas del establecimiento.
“Ahí no respetan a nadie, sus amigos salen con bolsas de pollo y cajas de alimentos y a los vecinos nos venden dos por persona. También he escuchado que piden dinero para dejar pasar a otros”, condenó Pérez.

Despelote
La jornada de venta de productos con precios subsidiados de ayer, transcurrió entre gritos y empujones entre los residentes de la zona que llevaban horas haciendo cola y sin poder comprar.
Visiblemente molesta, Maritza Cacharuco, se retiró con  las manos vacías después de haber esperado cinco horas.
Aseguró que es la segunda vez que se ve obligada a irse sin comida debido al “despelote” y agregó que solo tiene oportunidad de comprar los sábados porque es el día que le corresponde según el terminal de su identificación.
“Ellos (los porteros) se creen los dueños del Mercal, te dicen desde la grosería más pequeña hasta la más grande y dejan pasar a quienes ellos quieran”, reiteró Cacharuco la denuncia hecha por otros compradores.
Destacó que en el establecimiento “no se ve” ninguna autoridad que controle la situación.

Sin prioridad
María Ramos, habitante de Barrio Bolívar, comentó que ella llegó a las 5:00 de la mañana, aunque había otros usuarios que llegaron a las 2:00 am, y cinco horas después pudo comprar.
“Cuando llegué nos dijeron en la puerta y que ya habían dado los números desde anoche”, relató.
También dijo que la fila de las personas de la tercera edad casi no había avanzado en toda la mañana y que los tenían a un lado sin dejarlos pasar.
Ramos rescató que el trato de los trabajadores dentro del comercio “no tiene nada que ver” con el de los porteros.
“A los viejitos nos tienen a un lado desde las 5:00 de la mañana y a penas a las 11:00 am dejaron pasar a cinco. No le dan prioridad a nadie, eso es un abuso”, expresó Flor Núñez.
María Hernández responsabilizó a miembros del consejo comunal de estar inmersos en esas irregularidades y exhortó a los directivos de Mercal a “poner orden”.
El equipo del diario Metropolitano intentó repetidas veces vía telefónica contactar al director regional de Mercal, Jimmy Natera, para conocer su versión al respecto pero no fue posible.

Nelsys López