full screen background image
Search
Miércoles 16 Agosto 2017
  • :
  • :

Miguel Pérez Abad estima que para esta semana comiencen las operaciones del Sicad

El comisionado del Estado Mayor Económico, Miguel Pérez Abad, estimó que para esta semana inicien las operaciones del Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad).

“No soy la autoridad para hablar en referencia a eso, pero está dentro del arranque del nuevo sistema. Me imagino que para la semana que viene( esta semana) estarán comenzando las operaciones con el Sicad”, dijo el también presidente de Fedeindustria durante una entrevista a Panorama.

El Sicad es el segundo mecanismo del esquema cambiario mediante el cual se fusiona al Sicad 1 y 2. El tipo de cambio se fijará mediante el resultado de subastas, e iniciará con el monto de la tasa de cambio correspondiente a la última subasta del Sicad 1, que se estableció en 12 bolívares por dólar.

No obstante, esta tasa podrá variar de acuerdo a las necesidades del mercado y el comportamiento de la economía, tal como ocurría durante las subastas realizadas bajo el esquema anterior.

A continuación la entrevista íntegra:

—¿Cuáles son esas decisiones puntuales que se han tomado para agilizar, destrabar y facilitar no solo la producción nacional, sino la distribución de los alimentos”?

— Entre las tareas asignadas, una, es conversar con economistas, especialistas en el área económica escuchar susplanteamientos e ir trasmitiendo la información para la toma de decisiones en manos del Presidente Maduro. La otra es escuchar, a los sectores productivos, darle seguimiento comunicar e informar cualquier elemento que dificulte la producción en el país. Hemos detectado muchos detalles y nos hemos activado con los ministerios para que ellos hagan las correcciones. Los primeros documentos que elaboramos estaban orientados al sistema cambiario, se le entregaron al Presidente de la República y al Ministro de Finanzas, y se tomaron las decisiones. Ahora estamos dándole seguimiento, vigilando como funciona y recogiendo las impresiones. Estamos pasando a una fase más propositiva (…).

— Cuáles son esos cambios del sistema cambiario que surgieron de las conversaciones con especialistas en economía y el sector productivo, tal como usted ha informado?

— Creo que el más importante es el tipo de cambio que apunta a un mercado donde la oferta y la demanda sea la que rija la tasa marcadora, el Simadi. Este tercer tipo de cambio, que apunta básicamente a la desaparición progresiva del mercado paralelo, fue orientado por los sectores de la producción nacional. Fue muy bien recibido en el término de que se pudieran corregir las desviaciones, no solamente en el mercado cambiario, sino que el tipo de cambio paralelo afectaba la formación de precios en el mercado nacional referencial para fijar costos de producción; era un mercado en el que el sector productivo, de alguna manera, también se refugiaba aún asumiendo riesgos porque era ilegal. En esta legalización del sistema cambiario tuvo mucho que ver la influencia, la recomendación y la sugerencia al Gobierno por parte de economistas y diferentes sectores.

— Sin embargo, el Simadi cumple dos semanas de haber sido implementado y aún el dólar paralelo no da muestras de ir a la baja, por el contrario sigue subiendo, ¿cuándo se verán los efectos de este nuevo sistema?

— Estamos todavía en la fase de ajustes. Es un sistema nuevo, hay que vencer los mecanismos de información, el desconocimiento de los usuarios. Es todo un proceso. Pienso que se requerirán de unas semanas más (dos o tres) para que el sistema vaya madurando y los usuarios se vayan familiarizando. Es un proceso normal. El sistema financiero venezolano ha dado respuestas positivas, en el sentido de que están listos, trabajando, es lógico que existan algunos retrasos. Sobre el tema del paralelo, eso estará allí gravitando, pero el mediano plazo va a tender a corregirse (…).

— La Sundde ha dicho que se reconocerán las importaciones hechas a dólar Simadi (172,05 Bs./$). ¿Cree que esto afectará sustancialmente el tema de los precios de bienes e insumos?

— Más del 95% de los insumos y materias primas del país están garantizados a través del Sicad y del tipo de cambio a 6,30. Pensamos que aquellos bienes, productos e insumos que se importen van a tener un efecto, pero en la medida que el sistema cambiario vaya funcio

— Por qué no ha arrancado el Sicad 1 solo se sabe que estará cotizado en 12 bolívares?

— No soy la autoridad para hablar en referencia a eso, pero está dentro del arranque del nuevo sistema. Me imagino que para la semana que viene( esta semana) estarán comenzando las operaciones con el Sicad.

— El sistema de subasta en las bolsas, usted dijo hace unas semanas que podría generar 15 mil millones de dólares, ¿puede superarse esa cifra ya conociendo el nuevo sistema?

— Allí se me fue un poco la mano (con esa cantidad). Creo que sí podrían llegar entre 8 y 10 mil millones de dólares. Estoy convencido de que una vez que se estabilice el sistema vamos a empezar a percibir los frutos del tercer tipo de cambio.

—¿De qué manera se podría generar la confianza para que los empresarios hagan colocaciones en las bolsas?

— En la medida en que el sistema se vaya estabilizando y se vaya viendo que es transparente, eficiente, digamos que el vaya a comprar tiene sus dólares y el que vaya a colocar lo haga sin problemas. Creo que la eficiencia del sistema, la transparencia en el funcionamiento va a ser fundamental para que esa confianza se consolide, ya que tuvo impactos muy favorables en sus anuncios. Tanto es así, que para las calificadoras de riesgo, la deuda venezolana mejoró su desempeño y el sector productivo lo recibió muy positivo. Hay tener un poquito de paciencia hasta que las cosas estén afinadas todos los usuarios estén familiarizados con el nuevo sistema.

— ¿Puede explicar cómo es la propuesta para “eliminar las colas en los supermercados,” hecha por los empresarios que consideran sea “una medida efectiva”?

— Básicamente lo que han recomendado es ampliar los puntos de distribución. Hay algunas limitaciones impuestas por el control del contrabando que coloca a la mayoría de los productos, sobre todo esos 15 que son esenciales, en las grandes cadenas de supermercados, hipermercados en todo el país. Lo que han planteado algunos sectores del comercio es que se permita distribuir ese tipo de productos a panaderías, abastos, supermercados pequeños en todo el territorio nacional (…).

— ¿Y hay garantía de que el país cuente con el abastecimiento para cubrir con esa demanda?

—El país tiene capacidad para abastecer las necesidades de los venezolanos y venezolanas, lo que no estoy seguro es que pueda mantener, aparte de las necesidades nuestras, a 2 millones 700 mil personas del lado de la frontera colombiana, unas 900 mil personas del lado brasilero, ya que muchos de esos productos se van por esa vía y en el país se han importado alimentos y productos para abastecer nuestras necesidades, de acuerdo a la estricta contabilidad de habitantes que tenemos en Venezuela y el consumo promedio, pero lo que afecta los niveles de abastacimiento también son los sistemas logísticos que están muy congestionados y tenemos una demanda muy ‘tironeada’ por el bachaqueo generando un mercado negro de productos, además del contrabando de extracción.

— Todo esto va a la par del anuncio hecho, recientemente, por la Sundee sobre la llegada de 25 mil captahuellas para controlar el bachaqueo…

— Todos estos son mecanismos que van apuntando a un control más eficiente de los productos sin sacrificar el tema de los precios y el acceso que es importante, es decir, que el Gobierno bolivariano cuida mucho el tema de aplicación de medidas que a lo mejor desde el punto de vista técnico y de lo que son los axiomas económicos pueden verse muy bien, pero desde el punto de vista político y social tienen impactos muy altos y el principal activo que tenemos en nuestro país es la paz social, la cual hay que preservar a toda costa.

—El presidente Maduro mencionó entre sus anuncios el tema de la gasolina, ¿han debatido este punto en el equipo?

— No es un tema que aparece como un elemento fundamental. El sector industrial lo que apunta es a atender las necesidades de producción y trabajar en el tema de insumos y materias primas. Allí yo creo que hay consenso en la necesidad de sincerar, ajustar, balancear los precios que permitan que el Estado no tenga que hacer un esfuerzo gigantesco para subsidiar un producto y además que nos ayude a frenar un poco lo que es el contrabando de extracción.

—¿El proceso de reindustrialización en el país que usted plantea, cuánto tiempo puede tardar para que se dé?

— Ese proceso se inició a partir de los años 2003-2004 que ha sido lento, pero sostenido y que aunque parezca contradictorio en las condiciones actuales del país, creo que no hay mejores condiciones para hacerlo, que este; es decir hoy más que nunca la industria es un factor fundamental para construcción del modelo socialista de producción para generar exportaciones y cerrar la dependencia de Venezuela de las importaciones. Yo diría que el 2015 será el inicio del crecimiento industrial mucho más acelerado del ya habíamos tenido en los últimos cinco, seis años.

—¿Continúa la “huelga de inversiones”?

— No para nada. Creo que el anuncio oficial de las empresas que están en el país puedan cambiar para sus inversiones a la tasa de Simadi sus dólares va a meterle un ‘cholazo’ al tema de las inversiones en el país, tenemos que recordar que Venezuela tiene en agenda inversiones gigantescas como el desarrollo de la Faja Petrolífera del Orinoco la cual se estima en más de 200 mil millones de dólares. Es el proyecto petrolero más grande del mundo en este momento. Hay empresarios en el país que están mirando como ampliar la capacidad de producción, como aprovechar la ubicación de Venezuela, como ingresar al Mercosur (…).

—El incremento salarial desde la óptica de los industriales qué impacto tiene o cree que puede podría tener en el sector?

— Es necesario. Nosotros necesitamos custodiar el poder adquisitivo de las familias venezolanas. No hay empresa próspera en un entorno de pobreza, donde la familia no puede consumir, es decir, no tiene sentido producir más alimentos si la gente no los puede comprar (…) el empresario venezolano está claro que la mejor política económica es una eficiente política social y allí las empresas tienen un rol fundamental. Muchas inclusive dieron ajustes por encima de este incremento porque reconocían que la inflación(…).

— El sistema de subasta en las bolsas, usted dijo hace unas semanas que podría generar 15 mil millones de dólares, ¿puede superarse esa cifra ya conociendo el nuevo sistema?

— Allí se me fue un poco la mano (con esa cantidad). Creo que sí podrían llegar entre 8 y 10 mil millones de dólares. Estoy convencido de que una vez que se estabilice el sistema vamos a empezar a percibir los frutos del tercer tipo de cambio.

—De qué manera se podría generar la confianza para que los empresarios hagan colocaciones en las bolsas?

— En la medida en que el sistema se vaya estabilizando y se vaya viendo que el sistema es transparente, eficiente, digamos que el vaya a comprar tiene sus dólares y el que vaya a colocar lo haga sin problemas. Creo que la eficiencia del sistema, la transparencia en el funcionamiento va a ser fundamental para que esa confianza se consolide, ya que tuvo impactos muy favorables en sus anuncios. Tanto es así, que para las calificadoras de riesgo, la deuda venezolana mejoró su desempeño y el sector productivo lo recibió muy positivo. Hay tener un poquito de paciencia hasta que las cosas estén afinadas todos los usuarios estén familiarizados con el nuevo sistema.

Con información de Panorama y AVN