full screen background image
Search
Viernes 18 Agosto 2017
  • :
  • :

Conductores rechazan denuncias de usuarios por sobreprecio en pasajes

Los abusos en el cobro del pasaje tienen “cansados” a los usuarios que requieren este servicio en la  zona norte del estado Anzoátegui.
En reiteradas oportunidades se ha escuchado a los diferentes entes con competencia en este círculo, acerca de las soluciones que serán tomadas, pero nada que se ven cumplir.
Para el presidente de la Mancomunidad de Transporte y Tránsito Urbano de la zona norte del estado (MTTU), Manuel Tocuyo,  el problema se resolvería con la implementación de funcionarios policiales que supervisen las paradas, sobre todo aquellas donde más se concentren pasajeros.
Sin embargo, sostuvo que no se ha reunido con los directivos de los diferentes entes policiales, con el fin de determinar el plan a ejecutar.
En el mismo sentido, refirió que durante tres operativos desarrollados  se encontraron con que 240 conductores estaban incurriendo en el delito de sobreprecio.
“Aquellos choferes que sean sorprendidos cobrando tarifas no estipuladas, serán sancionados con multas de 5 Unidades Tributarias en adelante, incluyendo la pérdida de la concesión de la ruta”, detalló.
El director de Transporte del estado Anzoátegui, Lisandro Marcano, sostuvo que solo un 5% de los choferes son los que incrementan el costo del pasaje.
Asimismo, informó que es en horas de la noche donde los conductores “hacen y deshacen”.
Abuso
Para los usuarios resulta bastante difícil lidiar con los colectores de las unidades que en casi el 90% son los que se encargan de recoger el dinero.
La estudiante Yosmar Bello, asegura que en varias oportunidades ha tenido que pagar 50 bolívares para llegar al sector El Viñedo de Barcelona, donde reside.
Otro de los casos que se conoció fue el de Manuel Aguilar, quien todos los días al salir del Instituto Politécnico Santiago Mariño de Barcelona, tiene que pagar Bs. 20 hasta la parada del Crucero de Lechería, cuando son más de las 8:00 de la noche.
Malas caras, reclamos, y hasta moretones en el cuerpo, ha sufrido Carmen Suárez, en reiteradas oportunidades cuando toma un carrito de la Unión de Conductores de Tronconal II en Barcelona.
La mujer asegura no tener inconveniente en pagar más, siempre y cuando presten un buen servicio.
“Todo caro”
En referencia a todos los reclamos de los pasajeros, los conductores se defendieron.
Jorge Medina, chofer desde hace diez años, expresó que es imposible prestar un buen servicio cuando lo que gana no le da para comprar un repuesto.
En apoyo, Noel Guzmán contó que no es nada fácil sobrellevar la inflación, “hoy un repuesto que te cuesta Bs. 500 en 10 días está en 2 mil”.

Zorymar Medina