full screen background image
Search
Sábado 21 Octubre 2017
  • :
  • :

Abatido adolescente que mantenía secuestrada a una familia dentro de su casa en Guanta

Minutos de terror y angustia vivió una familia en Guanta cuando en horas de la madrugada de ayer tres hombres ingresaron a su vivienda con la intención de robar algunos objetos de valor y los mantuvieron secuestrados.
El comisionado Hernán Rosales, director de la Policía municipal de Guanta (Poliguanta), informó que el hecho ocurrió aproximadamente a las 2:00 de la madrugada en la calle 5 del sector Pamatacualito de la ciudad portuaria.
“En horas de la madrugada de ayer a través del teléfono del cuadrante número 5, recibimos información sobre la presencia de tres hombres que ingresaron a una vivienda armados y bajo amenaza de muerte mantenían secuestrados a los miembros de una familia. En este caso una pareja y sus tres hijas”, destacó el comisionado.
Destacó que inmediatamente los oficiales se trasladaron al lugar, siendo recibida a tiros la comisión policial.
“En el lugar se originó un intercambio de disparos donde cayó abatido uno de los asaltantes y otros dos heridos cuando intentaban huir por la parte trasera de casa”, detalló el jefe policial.
Los lesionados fueron trasladados hasta el hospital Dr. César Rodríguez de Guaraguao en Puerto La Cruz, donde fueron atendidos por los médicos de guardia.
Éstos fueron identificados como José Luis Rodríguez Gómez (23), apodado “el pescuezo”, quien recibió un balazo en el glúteo derecho y Kenedy José Gómez Ramírez (21), mejor conocido como “el burro”, impactado en la pierna izquierda.
El cadáver del joven ultimado, un adolescente de 16 años, apodado “el momo” y de quien se omite su nombre por disposición de ley, fue llevado a la morgue del hospital Dr. Luis Razetti en Barcelona.
Expertos forenses le apreciaron 4 heridas por arma de fuego, tres en el intercostal izquierdo y una en la cadera del lado derecho.
Indicó el director de Poliguanta, que en el lugar del hecho, detectives del Cicpc, incautaron un revólver calibre 38 (en poder del adolescente), un escopetín calibre 38 y un chopo, armas usadas por los delincuentes para amenazar al grupo familiar y abrir fuego contra los oficiales.
Rosales enfatizó que los asaltantes integraban una banda denominada “los quinteros” dedicada al robo de viviendas.
Era pescador
En las afueras de la morgue del principal centro de salud en la entidad, se encontraban los padres del menor fallecido, quienes aseguraron que el muchacho era una persona tranquila. La madre de éste no cree que su vástago haya enfrentado a los oficiales, ya que según ella no andaba en malos pasos y no portaba ningún tipo de arma.
Sobre la vida del chico destacaron que laboraba como pescador.
Reconocimiento postmorten
En horas de la tarde de ayer, al anfiteatro forense, acudieron las víctimas del secuestro quienes en presencia de la juez de Control Nº1, Nereida Reyes y, el fiscal XX auxiliar, Manuel Medina, hicieron el reconocimiento postmorten al cadáver de “el momo”, cuya prueba resultó positiva.
Estables
En cuanto a José y Kenedy se conoció se encuentran estables y permanecen bajo custodia policial.