full screen background image
Search
Sábado 21 Octubre 2017
  • :
  • :

Trucos para rebajar 500 calorías diarias

Si estás buscando deshacerte de unos cuantos kilos, seguro que te viene bien saber cuáles son los trucos más sencillos para recortar cerca de 500 calorías al día. Una vez que comiences a aplicarlos, verás como notas los efectos enseguida.

¡Cuidado con lo que le echas a la ensalada!

Es natural pensar que no estás cometiendo ningún error si estás a dieta y te comes una ensalada. Sin embargo, debes desterrar la idea de que ensalada es sinónimo de pocas calorías, porque puede que metas la pata.

Evidentemente, las ensaladas son una comida muy sana si se preparan adecuadamente, pero mucha gente cae en el error de pensar que es un plato que admite cualquier ingrediente… Ya sabemos que las preparadas con queso, con nueces, con pan tostado o con un poquito de bacon están muy buenas, pero sumarán muchas calorías al plato.

Otra cosa con la que debes tener mucho ojo es con el aliño. Nada de volcar la botella de aceite y dejar que caiga a ojo. Si quieres controlar las calorías, mejor échale solo dos cucharadas soperas. ¡Y, por supuesto, nada de salsa César o similares!

No comas viendo la tele

Pensarás que es una tontería, porque lo que te engorda es lo que comes y no el lugar donde lo haces, ¿verdad?

Sin embargo, esto no es del todo cierto, ya que hay numerosos estudios científicos que demuestran que las personas que comen delante de la pantalla de la televisión o incluso del ordenador, siempre ingieren más calorías que las que no lo hacen. Por ejemplo, según la Universidad de Massachusetts, puedes llegar a tomar hasta 288 calorías más.

¿Sabes por qué pasa esto? Porque comer delante de la pantalla hace que nuestro apetito aumente aún más. Así que ya sabes, mejor que comer de cualquier manera en el sofá y viendo la tele, siéntate en la mesa, tómate tu tiempo y olvídate de lo demás.

Mastica más y más despacio

Normalmente desayunas con prisa porque llegas tarde al trabajo, y comes en apenas 15 minutos porque no dispones de más tiempo… El ritmo de vida que llevamos a veces puede resultar demasiado estresante, y eso hace que sin duda descuides tu alimentación.

Sin embargo, un gesto tan simple como pararte a masticar un poco mejor la comida puede ayudarte a lograr bajar de peso. Cuando masticas despacio es más fácil controlar lo que estás comiendo, mientras que su lo haces deprisa te entrará ansiedad y ganas de comer más (aunque ya no lo necesites).

Que.es