full screen background image
Search
Jueves 17 Agosto 2017
  • :
  • :

Proceso judicial de López será retomado esta semana

El dirigente opositor Leopoldo López cumple este miércoles el primer año de reclusión en la cárcel militar de Ramo Verde. Su proceso judicial contra será retomado esta semana.

En los casi siete meses de juicio, el Ministerio Público ha presentado los testimonios de 38 testigos pero faltan otros 52 por declarar, además de otras centenares de pruebas que incluyen fotografías, teléfonos móviles que fueron incautados a varios detenidos y un estudio de discursos del opositor. De ser declarado culpable López podría enfrentar una condena de 13 años y nueve meses de prisión.

López quedó privado de libertad tras la emisión de una orden de captura hecha por las autoridades de seguridad venezolanas, quienes le atribuían una supuesta responsabilidad en los hechos de violencia que se generaron luego de las protestas efectuadas frente a la sede del Ministerio Público el 12 de febrero de 2014, situación que terminó con destrozos en la fachada de la mencionada institución, acompañados del asesinato de tres personas y decenas de personas heridas.

Sus abogados han venido advirtiendo sobre el “endurecimiento” de sus condiciones en prisión, El dirigente opositor, de 43 años, pasó casi doce meses recluido en una celda con unas dimensiones de más del doble de la que tiene actualmente. La madrugada del 13 de febrero fue trasladado en castigo a otro calabozo más pequeño del segundo piso del anexo B del penal tras una requisa que hicieron en su celda más de dos docenas de hombres armados, con los rostros cubiertos con pasamontañas, pertenecientes al servicio de contrainteligencia militar, indicó el abogado del opositor, Juan Carlos Gutiérrez, tras visitarlo el pasado fin de semana en el penal.

A López le incautaron un ipod y un teléfono celular, prohibido en las prisiones, y se presume que esa es la razón del castigo. La situación del opositor tras la requisa y el traslado a otra celda más pequeña fue constatada el pasado viernes por la consultora jurídica de la Defensoría del Pueblo, según confirmó a la AP un vocero de prensa de esa dependencia.

La fiscal general Luisa Ortega Díaz negó en julio pasado que López estuviera aislado y dijo que se les permitía asistir a misa junto con un grupo de presos. “Todos los centros de reclusión tienen un reglamento, las visitas no pueden ser todos los días, tiene que haber un orden para recibirlas porque las personas privadas de su libertad tienen restringida su libertad y las visitan se realizan cuando el centro lo dispone”.

A mediados de 2014, según el abogado Gutiérrez, la medida de aislamiento fue levantada y se le permitió a los cuatro detenidos salir de sus celdas e interactuar entre ellos, cocinar juntos, hacer actividades deportivas en una maltrecha cancha de baloncesto, y acudir a mediados de semana a la misa que se ofrecía en la pequeña capilla del segundo piso del edificio central del penal, donde están la mayor parte de los reclusos.

Últimas Noticias