full screen background image
Search
Miércoles 23 Agosto 2017
  • :
  • :

El acelerador de partículas más grande del mundo explorará la misteriosa materia del Universo

En el acelerador de partículas más grande del mundo crece el nerviosismo de los científicos, que se disponen a salir a la caza de nuevas partículas capaces de cambiar nuestra comprensión del universo.

Físicos e ingenieros llevan a cabo las últimas pruebas para duplicar la potencia del Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés), el mismo que en 2012 revelara el Bosón de Higgs y allanara el camino del Nobel para los científicos que propusieron la teoría.

Ese aumento de potencia permitirá hacer experimentos dignos de la ciencia ficción.

Los investigadores pondrán a prueba la “supersimetría” -un concepto informalmente apodado “Susy”- y explorarán enigmáticas partículas conocidas como materia oscura.

Algunos especulan sobre la posibilidad de que las experiencias permitan hacer descubrimientos insospechados.

“Lo más excitante es que no sabemos lo que vamos a encontrar”, dijo Rolf Landua de la Organización Europea para la Investigación Nuclear, más conocida por su antiguo acrónimo CERN, que alberga el LHC.

En marzo, haces que contienen billones de protones que se desplazan al 99,9% de la velocidad de la luz serán lanzados a través de un tubo circular de 27 kilómetros en la frontera entre Francia y Suiza.

Para principios de junio, una vez que se haya calibrado el poderoso dispositivo, los haces serán concentrados mediante imanes a bajas temperaturas, permitiendo la colisión de los protones.

El resultado son breves y pequeñas pero intensas colisiones, registradas por cuatro laboratorios instalados a lo largo del gran anillo.

Los fragmentos resultantes de las colisiones pueden contener indicios de otras partículas subatómicas, aseguran los científicos.

“La cosa más importante que nos gustaría encontrar es un nuevo tipo de partícula capaz de explicar la naturaleza de la misteriosa materia oscura”, dijo Landua.

La materia común constituye sólo un 4% del universo conocido.

AFP