Search
Jueves 14 Diciembre 2017
  • :
  • :

Donante de riñón y paciente se comprometieron

El último año ha sido un torbellino para Ashley McIntyre y Danny Robinson –una donadora de riñón y un paciente de trasplante de riñón, respectivamente, quienes comenzaron el año como desconocidos y lo terminaron como prometidos.
Ashley supo por primera vez acerca de Danny a través de su mamá, quien conoció su trágica historia en un programa de radio local en Louisville, Kentucky. Danny era un electricista de 25 años que trabajaba tiempo completo mientras se sometía a una sesión semanal de diálisis que duraba 12 horas, para controlar una condición inflamatoria del riñón llamada Nefropatía por IgA. Necesitaba un trasplante, pero ninguno de sus familiares era compatible.
“Perdió a su padre por cáncer cerebral en 2012 y su casa se quemó el día de Navidad en 2011”, le dijo Ashley a The Huffiingon Post. “Era una cosa tras otra. Escuchar todo eso y saber que solo tenía 25 era mucho para cualquiera”.
Cuando se le preguntó qué la motivó a hacer tal sacrificio por un extraño, ella simplemente dijo, “me tomé todo el proceso muy en serio –hice mi investigación y todo. Pero para mí, mientras el doctor dijera que yo estaba bien y que iba a estar bien y que eso funcionaría para Danny, fue como, ¿por qué no darle un riñón a alguien que lo necesita?”.

Redacción