full screen background image
Search
Viernes 18 Agosto 2017
  • :
  • :

En playa lido se preparan para hacer su agosto en carnavales

Los comerciantes del bulevar Eneas Perdomo de Urbaneja, ya tienen afiladas las hojillas para hacer su agosto en la época de Carnaval.
El posible aumento de los toldos y sillas de playas ha comenzado a llamar la atención de quienes ven en las playas de Lechería un destino turístico.
Según Neomar Córdova, para la temporada alta se avecina el aumento de las pequeñas cubiertas que les permite a los bañistas refugiarse del inclemente sol.
Como el mismo vendedor afirmó, al igual que en las festividades carnestolendas del 2014, este año prevé aumentar el costo de juegos de toldos y silla, pasando a costar entre 250 a 300 bolívares, cuando actualmente son arrendadas en Bs. 200.
No ha llegado el Carnaval y ya los bañistas se quejan por la tarifa existente.
Rosa Morales asegura que “con esto sólo hacen que el turista se aleje y busque otros destinos, no es la idea porque debemos apreciar lo que tenemos”.
Un negocio
El cobro para aparcar los carros en los estacionamientos es otro de los problemas con los que los propios y visitantes tienen que lidiar.
En varios puntos de los mismos, existen carteles colocados por la alcaldía de Urbaneja donde queda sentado que las zonas dispuestas para ubicar los vehículos son libres.
Sin embargo, un grupo de personas ha optado por “adueñarse” de los terrenos y cobrar desde Bs. 50 hasta Bs. 100 por cada automóvil que llega.
Los bañistas también mostraron incomodidad al ser consultados acerca de la modalidad, por lo que Gisela Pérez sostuvo que muchos lo pagan porque ven en los estacionamientos un sitio seguro para dejar el carro, pero asimismo refirió que la alcaldía debe tomar medidas para evitar los abusos, especulación y la usura.
Escasez
Para los comerciantes del bulevar Eneas Perdomo de Lechería, la baja afluencia de turistas la atribuyen a la escasez.
Según el relato de María Mercedes, vendedora de torrejas, ya no se ven tantos bañistas como antes, porque cambiaron el tomar sol en la playa, para broncearse en las colas.
Tras realizar un recorrido a lo largo de las playas del municipio Urbaneja, siete de cada 10 personas encuestadas coincidieron que la escasez ha acabado con todo, incluyendo el disfrute de los anzoatiguenses.
Para Freddy Mariño, quien en compañía de su familia se asoleaba sentado en la arena de playa Cangrejo, zanquear los insumos de la cesta básica ha tomado el primer lugar en sus actividades, “hasta el que dice que no necesita ve que están vendiendo algo y hace cola para comprar”, agregó.

Zorymar Medina