full screen background image
Search
Martes 26 Septiembre 2017
  • :
  • :

De múltiples balazos ultimaron a policía en zona rural de Barcelona

La madrugada de ayer, un oficial de la Policía del estado del estado Anzoátegui (Polianzoátegui) murió a los pocos minutos después de haber sido ingresado a la emergencia del hospital Razetti de Barcelona, tras ser  baleado.
Según una fuente policial, el uniformado quien respondía al nombre de Adrian José Carmona Cacique de 21 años de edad, fue atacado a tiros por delincuentes que le dispararon presuntamente para despojarlo de su arma.
El hecho ocurrió cuando el uniformado, quien estaba franco de servicio, se hallaba compartiendo con amigos y conocidos en un bar del caserío Carabobo, vía a Bergantín, en la zona rural del municipio Bolívar.
Un hombre identificado como Adrián Hernández y que, al parecer, acompañaba a la víctima al momento del suceso, resultó herido al recibir un balazo en la pierna derecha.
Ambos fueron auxiliados por el conductor de un vehículo modelo Corsa de color gris y llevados hasta la emergencia del hospital barcelonés.
Allí fueron ingresados a las 2:30 am, falleciendo a los pocos minutos el funcionario.
Expertos forenses le contabilizaron al cadáver del joven oficial ocho heridas por arma de fuego distribuidas en varias partes del cuerpo.
En las afueras de la morgue capitalina, se encontraban algunos compañeros de Adrián José, además de familiares y conocidos.
Entre ellos estaba su padre el operador de máquinas, Emilio Carmona, quien indicó que al momento del hecho estaba en su residencia, dormido junto a su esposa, cuando vecinos le tocaron la puerta para informarle que el menor de sus dos hijos había sido baleado.
Sobre la vida del muchacho señaló tenía cuatro años de haber ingresado al cuerpo policial y que actualmente estaba adscrito a la División de Orden Público (DOP), en la comandancia general.
El infortunado residía junto a sus padres y su hijo, un pequeño de apenas un año, en Capiricual.
Detectives del Cicpc acudieron al hospital barcelonés, a fin de entrevistar al joven herido y poder recabar información que pueda ayudar a dar con el paradero de los asesinos.
En menos de 8 horas
Con la muerte de Carmona, son dos los oficiales que han sido asesinados en la capital del estado en menos de 8 horas.
La noche del sábado delincuentes le segaron la vida a José Gregorio González Calcurián de 28 años, (Polibolívar), para robarle su arma, cuando montaba guardia en un trailer ubicado entre el sector Las Bateas y Caicara.
En este caso, uno de sus homicidas fue abatido minutos después por comisiones policiales.

Luis Santamaría