full screen background image
Search
Domingo 22 Octubre 2017
  • :
  • :

De un balazo ultimaron a policía en el sector El Viñedo

La delincuencia cobró la vida de un funcionario de la Policía del estado Anzoátegui (Polianzoátegui) la madrugada de ayer.
El oficial fue identificado como Mario José Figueroa Armada de 27 años de edad, residente del sector Villas Olímpicas de Barcelona.
El cadáver fue trasladado hasta la morgue del hospital Luis Razetti de Barcelona por la unidad 304 del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).
Los especialistas forenses le apreciaron al cuerpo tres heridas por arma de fuego, una en la región inguinal, otra en la pierna derecha y una última en el intercostal del mismo lado.
Fugado
Presuntamente, el agente que estaba destacado en el Centro Diagnóstico Integral (CDI) de La Matanza, se ausentó de su lugar de trabajo para disfrutar de una fiesta.
Al parecer, sería el supervisor quien lo reportó a las 9:00 de la noche de ayer.
Destino fatal
Extraoficialmente se conoció que el funcionario, quien vestía de civil, llegó a la celebración en la calle 6 del sector La Victoria de El Viñedo, acompañado de otro sujeto.
Pasaron un par de horas, cuando de pronto se percató que la moto Tx Empire, color naranja que tripulaba se la habían robado.
El muchacho, según fuentes policiales le dijo a su acompañante “me robaron la moto” y salió de la casa.
Trascendió que los hampones conocieron que el vehículo de dos ruedas que habían hurtado era de un agente policial.
Fue así como se encontraron tripulando la moto en la misma zona, lugar donde avistaron a Mario para luego propinarle los balazos y darse a la fuga.
Al parecer, los maleantes lo despojaron de su arma de reglamento.
Durante el hecho también resultó lesionado José Gregorio Duarte Mundaray (21). Presentó una herida por arma de fuego en el muslo derecho con entrada y salida.
Una madre desconsolada
Bracina Armada, entre lágrimas dijo que su hijo había salido de su casa el pasado viernes en la mañana y le había dicho “mamá voy a trabajar”.
Agregó que no sabe como lo mataron, pero al mismo tiempo refirió quiero que “a esos choritos que mataron al tercero de mis cinco hijos y único varón, los consigan y los hagan pagar”.
Al lugar del crimen se presentó una comisión de Polianzoátegui, en tanto el Cicpc recolectaba las evidencias iniciar las averiguaciones correspondientes del caso, además de dar con el paradero de él o los presuntos homicidas.
Amigos del infortunado reseñaron que tenía ocho años como oficial de la policía del estado.