full screen background image
Search
Viernes 20 Octubre 2017
  • :
  • :

El Atlético se enfrentará este sábado a un Real Madrid debilitado por las bajas

Un nuevo derbi, el sexto de esta temporada, enfrentará a Atlético de Madrid y Real Madrid en un duelo clave por la Liga, mucho más decisivo para el equipo rojiblanco, a siete puntos del liderato de su ‘eterno’ rival, y en todo caso un choque enorme por intensidad, por jugadores, por fútbol y por transcendencia.

Una cita apasionante y básica para el futuro en el campeonato de ambos equipos. Para el Atlético, porque el triunfo, o como mínimo el empate, parecen una cuestión imprescindible para mantener sus opciones de pelear la Liga, y para el Real Madrid, por el efecto que supondría una victoria en el Vicente Calderón ante un rival directo.

En el recuerdo, el partido entre ambos equipos de la pasada temporada en unas circunstancias parecidas, con el Real Madrid por delante tres puntos y con empate a dos en el marcador, y de fondo los enfrentamientos entre ambos este curso, con el bloque rojiblanco invicto, con tres victorias y dos empates entre el título de la Supercopa de España, la clasificación en los octavos de la Copa del Rey y el duelo de Liga en el estadio Santiago Bernabéu.

Ha ganado, además, sus dos últimos choques contra el equipo blanco en el Vicente Calderón para configurar su mejor racha en el derbi en 49 años de existencia del Manzanares, solo repetida en otras tres ocasiones en ese escenario, que este sábado estará lleno para un duelo de juego, goles, talento, táctica y, seguro, tensión.

Es un partido importante para ambos equipos y fundamental para el Atlético, afianzado en la tercera posición, el objetivo primordial de esta campaña, con cinco puntos de renta sobre el Sevilla, su inmediato perseguidor, pero sin apenas margen de error en la carrera con el Real Madrid y el Barcelona por la cima de la clasificación.

El argentino Diego Simeone, su entrenador, dispone de todos sus efectivos por primera vez en tres meses y saldrá con todo su once tipo, desde la portería, con Miguel Ángel Moyá, hasta la delantera, formada por el croata Mario Mandzukic y el francés Antoine Griezmann, con Fernando Torres como recambio en el banquillo.

La conducción, el desborde y el fútbol de Griezmann y el remate, el gol, el poder aéreo y el sacrificio defensivo de Mandzukic. Ambos están en el mejor promedio goleador de sus carreras. Y entre los dos han marcado nueve dianas en nueve duelos en 2015, con especial protagonismo del francés, ya esencial en el ataque rojiblanco.

A la banda derecha vuelve el turco Arda Turan, ya superadas las molestias musculares que le dejaron fuera del último duelo en Eibar (1-3), con Koke Resurrección en la izquierda, mientras que Simeone recupera en el medio centro a Gabi Fernández, que cumplió sanción en Ipurúa. El capitán jugará en esa demarcación junto a Tiago Mendes.

En defensa regresan el brasileño Joao Miranda y Juanfran Torres, los dos suplentes en Eibar y de vuelta a la alineación en el derbi. El primero jugará en el centro de la zaga con Diego Godín, que será mañana el futbolista uruguayo con más partidos de Liga de la historia del Atlético, y el segundo será el lateral derecho. En el lado izquierdo repetirá Guilherme Siqueira.

El Real Madrid, mientras, afronta la visita a la que se ha convertido en su ‘bestia negra’ de la temporada con la tranquilidad que le aporta el colchón de puntos ganado con sus perseguidores en la lucha por el título y la seguridad de que, pese a las bajas importantes con las que acude a una nueva ‘batalla’ en el Vicente Calderón, puede dejar más que herido a un rival directo para centrar su pulso con el Barcelona.

La posibilidad de dejar a diez puntos al Atlético de Madrid, equipo que sienten les tiene tomada la medida y no encuentran la fórmula de plasmar su mejor fútbol ante un rival con planteamientos tan incómodos, aumenta en la motivación a una plantilla que no quiere lamentar la plaga de bajas de jugadores importantes.

El Real Madrid jugará en el Calderón sin cinco titulares indiscutibles. Especialmente dañada sale la zona defensiva, donde Nacho Fernández, el jugador que siempre cumple, sabe que afronta un examen en el que sólo vale sacar nota. Sergio Ramos, por una rotura muscular, y el portugués Pepe, con molestias aún de la lesión en la zona costal del derbi copero, dejan huérfana la zona central de la zaga. Y Carlo Ancelotti pierde también al brasileño Marcelo, arma ofensiva a la vez que defensiva, en el costado izquierdo. Su ausencia deja la posibilidad de dar la titularidad al imprevisible Fabio Coentrao o apostar por la seriedad de Álvaro Arbeloa.

Completan el capítulo de bajas madridistas el croata Luka Modric y el colombiano James Rodríguez. Provoca la presencia de un doble pivote en una zona donde la mayor parte de las veces comienza a perder Ancelotti su particular pulso con Simeone, el centro del campo. La duda entre Asier Illarramendi o el alemán Sami Khedira no se despejará hasta última hora. Por frescura tiene ventaja el primero, que participó menos minutos en el partido entre semana ante el Sevilla.

El optimismo para las esperanzas madridistas de asestar un golpe a la Liga llegan en ataque. Al inspirado goleador, el francés Karim Benzema, y al veloz galés Gareth Bale se suma para completar la ‘BBC’ la vuelta de Cristiano Ronaldo tras cumplir dos partidos de sanción. Los números del portugués, 15 tantos en 19 derbis, plasman su importancia en el terreno de juego en las grandes citas. Lo fue la de Lisboa, la inolvidable final de la Décima, a la que ha recurrido Ancelotti para motivar a sus jugadores e intentar que olviden tanta frustración reciente en el duelo ante los rojiblancos.
Alineaciones probables

Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira; Turan, Gabi, Tiago, Koke; Griezmann y Mandzukic.

Real Madrid: Casillas; Carvajal, Varane, Nacho, Coentrao; Kroos, Khedira, Isco; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Árbitro: Fernández Borbalán (C. Andaluz).

Estadio: Vicente Calderón.