Search
Miércoles 13 Diciembre 2017
  • :
  • :

Padre del piloto ejecutado insta a “aplastar” al EI

El padre de Muaz Kasasbeh, el piloto jordano asesinado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), Safi Kasasbeh, instó al Gobierno de su país y a la coalición internacional que lleva a cabo ataques sobre posiciones de los radicales a “aplastar” a esa organización terrorista.
“Pido al Estado (jordano) y a la coalición internacional que acaben con este ente criminal que no tiene nada que ver ni con la humanidad ni con el islam”, dijo Kasasbeh en declaraciones a la cadena catarí Al Yazira.
Agregó que recibió promesas del Estado jordano de que “la sangre de Muaz no se habrá derramado en vano” y precisó que la venganza por su hijo es una “venganza para la patria”.
Asimismo, calificó al piloto asesinado de “mártir” e “hijo de todos los jordanos y las jordanas”.
Por otra parte, Kasasbeh se mostró insatisfecho por la ejecución esta mañana de dos terroristas iraquíes sentenciados a muerte en Jordania, Sayida al Rishawi y Ziad al Karbuli, y precisó que el acto de respuesta de su país es “sencillo” en comparación con la sangre de su hijo.
Condenan asesinato
El mundo árabe y musulmán ha condenado con fuerza el asesinato del piloto jordano Muaz Kasasbeh por los yihadistas del Estado Islámico (EI), y ha desvinculado el islam de los actos terroristas cometidos por ese grupo en Irak y Siria.
El rey saudí, Salman bin Abdelaziz, envió un telegrama para expresar sus condolencias al monarca y al pueblo jordano en el que “condena y lamenta ese crimen atroz”, que es “contrario a la religión musulmana y al derecho humanitario”.
En el Líbano, el primer ministro, Tamam Salam, instó a tomar una “decisión a la altura” de esa “plaga oscurantista que arrasa la región para erradicarla”, en alusión al autodenominado Estado Islámico.
“Con gran dolor y tristeza recibimos la noticia de ese crimen abyecto cometido por terroristas contra el piloto jordano”, afirmó Salam en un mensaje dirigido al rey Abdalá II de Jordania, informó la Agencia Nacional de Noticias (ANN).
También el grupo chií libanés Hizbulá, que lucha junto al régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, condenó la ejecución de Kasasbeh y reclamó que los países de la región y del mundo reconsideren las políticas adoptadas contra el terrorismo.
Tanto la Presidencia como el gobierno de Egipto pidieron la unidad del mundo para “eliminar” el terrorismo que amenaza la seguridad y la estabilidad internacional, y advirtieron de que el islam es “completamente inocente” de ese tipo de actos.
En un comunicado, el Ministerio egipcio de Exteriores aseguró que es un acto “cobarde y bárbaro”, y contradice todos los valores de la religión musulmana, que promueve “la compasión, la nobleza y la humanidad”.
La institución religiosa Al Azhar, la más prestigiosa del islam suní, defendió que los terroristas del Estado Islámico merecen la muerte, así como ser “crucificados y mutilados”, como castigo impuesto en el Corán para aquellos que “luchan contra Alá y su profeta”.
El Ministerio sudanés de Exteriores también advirtió en una nota de que el asesinato de Kasasbeh es un “crimen horrendo y brutal incompatible con las normas y enseñanzas del islam”.

Agencias