full screen background image
Search
Miércoles 23 Agosto 2017
  • :
  • :

El jefe del gabinete argentino rompió dos artículos del diario “El Clarín” durante una rueda de prensa

El jefe de gabinete argentino rompió el lunes públicamente un artículo del diario Clarín que señalaba que el fiscal Alberto Nisman había preparado un pedido de detención de la presidenta Cristina Fernández por el supuesto encubrimiento de los iraníes sospechosos del atentado a un centro judío de Buenos Aires.

En su habitual rueda de prensa diaria, Jorge Capitanich hizo trizas las páginas con esa versión publicada por Clarín el domingo y afirmó que existe “una confrontación política urdida desde los medios opositores”.

El gobierno y el matutino mantienen un enfrentamiento de larga data y la muerte del fiscal el 18 de enero, pocos días después de denunciar ante un juez federal a la presidenta, ha alimentado esa pelea.

Según la versión periodística, Nisman escribió al menos dos versiones de su denuncia contra Fernández. Señaló que en el departamento del fiscal, donde fue encontrado muerto, la policía descubrió en el cubo de la basura una versión parcial de la acusación presentada contra Fernández, la cual contemplaba un pedido de desafuero y de detención de la mandataria y del canciller Héctor Timerman, por garantizar la impunidad de los ocho iraníes acusado del atentado a la sede de la comunidad judía en 1994.

El diario se preguntó si esas peticiones de Nisman son las mismas que aparecen tachadas en la denuncia que presentó al juez federal Ariel Lijo, la cual fue dada a conocer públicamente por el Centro de Información Judicial.

Pero Lijo aclaró que fue decisión de su juzgado “suprimir (tachar) del texto oportunamente difundido a través del Centro de Información Judicial la diligencia de prueba requerida en esa denuncia por el fiscal como medida de preservación de lo allí solicitado. Se trata sólo de supresión de medidas de prueba y no de ninguna otra petición sustancial respecto de los presuntos imputados”.

En tanto Viviana Fein, que investiga la muerte de Nisman, aclaró el lunes que en el departamento del fiscal no se encontró “ningún borrador de la denuncia oportunamente presentada”.

Capitanich también rompió otro artículo del mismo diario que lo criticó porque días atrás había declarado que el periodismo intentaba tapar con la muerte de Nisman la gran cantidad de gente que hay en las playas durante el verano, lo que indicaría que la situación económica ha mejorado.

El Grupo Clarín dijo en un comunicado que “tiene que lamentar que el gobierno haya decidido cruzar un nuevo límite en la escalada de intolerancia y agresión contra la prensa que viene alimentando, esta vez con un repudiable gesto que además entraña riesgos personales para el medio y los periodistas involucrados”.