full screen background image
Search
Jueves 17 Agosto 2017
  • :
  • :

Revender los regulados es un negocio lucrativo para muchos

Quienes se dedican a revender en la calle productos que se encuentran escasos en abastos y supermercados, bien sea buhoneros de oficio o nuevos “comerciantes”, venden con sobreprecios que van desde 100 hasta 2.000 mil por ciento.
Compradores que se encontraban por los alrededores del Mercado Municipal de Puerto La Cruz expresaron su descontento por la situación.
“Esto no puede ser, pueden llegar a vender un producto hasta por cinco veces su valor, como la leche en polvo”, dijo Eugenio López.
Otros resignados compraron al precio impuesto por los informales alegando que durante la semana no pueden hacer colas para comprar.
“Yo trabajo de lunes a viernes todo el día, se me complica salir tres horas para comprar harina pan, estoy en manos de los buhoneros”, dijo Lucía Ramírez.
Para Paola Alcantara es “inaceptable” que un litro de desinfectante lo vendan hasta en 100 bolívares cuando su precio de venta no llega a los 20.
“Cuando uno no consigue nada en los súper y en los chinos queda a merced de los buhoneros”, lamentó el obrero Armando Guillén. Por su parte, Carlos Méndez, quien es buhonero del mercado, contó que desde que se dio cuenta que podía hacer dinero fácil de esa manera, se dedica a revender productos en su puesto.
Aproximadamente 3 mil bolívares diarios se gana Méndez, cuando la venta está floja.
“Cuando vendo leche y pañales me gano un realero, en cambio cuando vendo harina de trigo o café me llevó 3 mil bolívares que me ayudan bastante”.
Sin control
Para los consumidores faltan controles para evitar que esto siga pasando, “porque están desangrando al pueblo”.
Luis Martínez lamentó que ahora todo el mundo quiere sacar provecho a la situación, “se de genet que se dedica a madrugar para luego frente a su casa vender super caro lo que consiguió y multiplica lo gastado en unas horas.